¿Qué es de la vida de… ALFREDO «TACHO» SARMIENTO?

0
1643
Alfredo Sarmiento junto a su esposa y sus tres hijos.

QUE ES DE LA VIDA. Un jugador espectacular. De lo más grande que vistieron la camiseta del Club Mendoza de Regatas. Pieza clave del primer título anual del club del Lago en 1990. Jugadorazo. Hoy, radicado en Chile, charló con Salto Inicial y nos contó su presente. El «Tacho» el de la media distancia infalible. CRACK adentro y afuera de la cancha. 

1 –  ¿Seguís ligado al básquet de Mendoza?
– A pesar de estar radicado en Chile hace más de 25 años, sigo jugando para la Selección de Maxibásquet en el Torneo en homenaje a Alex Frings que se realiza en Chile todos los años. 
El Maxibasquet, una pasión.
2 – ¿A qué te dedicas?
– Asesoro empresas en la implementación de Sistemas Integrados de Gestión (Calidad, Medio ambiente y Seguridad) y además soy docente en ese tema en varias Universidades, tanto chilenas como en Mendoza en la Universidad Nacional de Cuyo.
Alfredo Sarmiento, un crack inoxidable.
3 – ¿Familia?
Alejandra, mi esposa. Hijos Hernán (19), Cecilia (17) y Julieta (15). 
Junto a su hermano, Emilio «Sapo» Sarmiento, otro crack en la Revista El Doble.
4 – ¿Tu quinteto ideal?
– A la guerra con los amigos: mi hermano Emilio; Enano Ianardi o Gustavo Salazar; Palmito Marti; el «Manguera» Zulliger; Flaco Romero o Gabi Bañeros (el Negro Paredes ya se había retirado). Después fueron agregándose Charly Salgado; «Pinocho» Da Viá y Daniel Ramponi y tantos buenos jugadores que salieron de esa cantera. Impresionante.  
Bajo la batuta de Edgardo Peralta, Regatas ganó todo en 1990. Su primer título anual de la historia.
5 – ¿Jugador que admiró siempre, rival o compañero?
 – Roberto Brioude, por su garra y elegancia para jugar. Pato Rodriguez por su visión del juego. Pipío Pedemonte por su facilidad para llegar al aro y Pablo Melo por su serenidad y empuje.
6 – ¿Un entrenador?
– Todos los entrenadores me dejaron enseñanzas importantes, pero con «Pepe» Laviano tuve la oportunidad de trabajar mucho fundamento en la transición a primera. Manolo Garcés en selecciones. Ruso Podskoc, Negro Paredes, Edgardo Peralta, Jesús Bátiz, Orlando Toledo (en inferiores en YPF). Se me quedan varios en el tintero…
Regatas campeón 1992.
7- ¿Un árbitro?
– Chingolo Garcia y Juan Quesada…me echaban cada tanto recuerdo. Mucha pasión dentro del campo.
Regatas campéón 1994 junto a su hermano menor, Ignacio «Tachito» Sarmiento.
8 – ¿El rival más difícil?
– El que está por venir…. Todavía sigo jugando y más allá de los años, los kilos y las lesiones… uno siempre entra a ganar.
9 – ¿Tu cancha favorita?
– Por todo lo que entrené y jugué, el Gimnasio N° 1 de Regatas. También muy buenos recuerdos de finales en Pacífico a cancha llena… 
Recuerdo de divisiones formativas del Club Mendoza de Regatas.
10 – ¿La cancha más difícil?
– San José y Cultural por las condiciones de los aros. Por el público, una vez fuimos a jugar a Villa Regina por la Liga C, no soportaron que ganáramos de visita y nos tuvieron que sacar con policías. Afuera, nos rompieron el micro a piedrazos. Tremendo. 
Otro equipo histórico del Club Mendoza de Regatas, década del 80 junto a Pepe Laviano.
11 – ¿Tu mejor partido?
– No se si el mejor, pero tengo recuerdos de una final con Mercado en cancha de Talleres (nosotros sin americanos ellos tenían 2). El Ruso Podskoc me había dejado en el banco buen tiempo, fuimos a suplementario y yo estaba con todas las pilas… creo que hice como 12 puntos en esos 5 minutos y ganamos…
Borravino. Vistiendo la camiseta de la Selección de Mendoza.
12 – ¿Un campeonato?
 – Cadetes mayores de 1983 con Regatas (recién llegado de YPF). Nos dirigía el Negro Paredes y llegamos a la final empatados con Macabi y Talleres. Tuvimos que jugar dos vueltas de desempate y al final ganamos. También Liga Nacional B con Regatas clasificación para el TNA (año 1993 creo).
13 – ¿El mejor norteamericano que enfrentaste en Mendoza?
– Patrick Releford. Ahora, tuve oportunidad de jugar al lado de Scott Mitchell, también fuera de serie. Otro norteamericano sobresaliente que pasó por Mendoza fue Carey Scurry, pero no lo enfrenté, solo tuve oportunidad de compartir entrenamientos.
UNA CAMADA DE ORO. Sobraba talento en ese equipo juvenil del Lago.
14- ¿Un club?
– El Club Mendoza de Regatas, sin dudas. 
15 – ¿Qué significó el básquet en tu vida?
Sigue significando una parte importante de mi vida. Me siento un privilegiado porque pude jugar a buen nivel mientras estudiaba, y entender la importancia del esfuerzo y disciplina, del valor del equipo, cosa que me ha servido enormemente en mi vida profesional y personal. En Chile sigo jugando en categoría a nivel local y con equipos de amigos he participado en campeonatos mundiales en Orlando 2015, Montecatini 2017 y Helsinki 2019, además del panamericano en Natal 2018. 
Equipazo de Regatas bajo el mando de Pablo Coleffi. Este equipo logró el ascenso al TNA.
16- ¿A qué personas del básquet de Mendoza elegís para darle un abrazo en este momento?
– En este momento, les mando un gran abrazo a «Tico» Villaveirán y a Gustavo Giménez, dos gladiadores que no aflojan. 
Pasó por Salto Inicial, Alfredo «Tacho» Sarmiento, un jugador con un talento innato para jugar al básquet en excelente nivel y estudiar una carrera de grado en forma paralela. El «Tacho», el «francotirador», arranco jugando en YPF al básquet hasta cadetes mayores, luego pasó a Regatas, su casa, donde jugó la mayor parte de su carrera. Luego, tuvo un paso fugaz por Mercado, volvió al Lago y cuando se instaló en Chile, viajaba a Mendoza para defender la camiseta de Anzorena hasta el año 1997.
Alfredo Sarmiento, un jugadorazo que dejó su huella en el básquet de Mendoza.