¿Qué es de la vida de… ALEJANDRO «LELE» MARCH?

0
1465
El Lele March junto a su familia, esposa e hijos.

SALTO EN EL TIEMPO. Y llegó el momento de un hombre “made in Apache”. Alejandro “Lele” March. Tipazo. Noble. Profesional. Respetuoso y responsable. Un relojito suizo. Respetado por propios y extraños. Por compañeros y rivales. Un base que debutó a los 16 en primera división y ganó tres títulos anuales con Atenas Sport Club. Jugador confiable, con buen lanzamiento de tres puntos, gran lectura de juego y capacidad para defender. El “famoso Lele” de Sangre y Luto. ¿Quién es el Lele? Un ser humano sin maldad, así lo definen sus amigos.

1- ¿Continúas ligada al básquetbol?

– Lamentablemente no continuo ligado al básquet, porque mis hijos se dedicaron a otro deporte y obvio, uno como papá es incondicional. Juan Francisco juega al Fútbol en la primera de Andes Talleres, Juan Cruz es jugador de Alemán de Futsal (integró la Selección Argentina de Juveniles) y Marina, practicó Patín, Gimnasia Deportiva y Hockey sobre Césped en el club Alemán. Me retiré del básquet por un problema en la rodilla y por mis estudios universitarios.  

Juanfra March, gritó campeón de Primera división con ATSC en el 2009 y 2011.
Juan Cruz, «el Kun» March, crack de fútbol de salón mendocino.

2 – ¿A qué te dedicás?

– Soy Odontólogo.

Junto a su amigo y colega Facu Gulino y compañeras del Damsu.

3 – ¿Familia?

– Mi familia está compuesta por Laura Horta mi esposa, la cual me acompañó siempre en mi etapa de jugador y mis tres hijos: Juan Francisco, Marina y Juan Cruz.

Juan Cruz, Lele, Juanfra, Laura y Marina. Su máximo tesoro, la familia.

4 – ¿Tu quinteto ideal de compañeras y tu quinteto ideal de rivales?

– Mi equipo ideal, sin dudas es: a un costado el Luchi, mi hermano, sin que se pelee con nadie (risas). Al otro costado el Lechuga Belda, técnico y jugadorazo. Siempre lo escuchaba adentro de la cancha para no equivocarme, táctico totalmente, Mauricio Pedemonte y el Camerún Tejada. Como base me puse yo, para no dejar de jugar con todos estos monstruos.

Con respecto al equipo ideal compuesto por rivales, son todos de mi época: Fernando Zlotolow; Marcelo Armendariz, un tipazo; el Tacho Sarmiento; el Buqui Terrada y el Oscar Peñas.   

También me gustaría recordar la primera vez que me operan la rodilla. Luis Francisco Armendáriz me llevó a la Lepra que jugaba en la B y ellos me bancaron toda la rehabilitación con el profe Rodríguez. Subimos a la A y luego volví al Pozo. Fue una experiencia muy linda con un grupo de amigos espectaculares y con el crack del Lata Martínez. Jugadorazo.

5 – ¿Jugador que admiraste siempre, rival o compañero?

– El jugador que siempre admiré desde chico fue el Paquito Allemany. Mi maestro en el básquet. Un ídolo. Siempre me dio consejos fundamentales.

El dueño de la pelota, su ídolo, su maestro, el Paco Alemany.

6- ¿Un entrenador?

– En las divisiones inferiores, quiero nombrar a Jorgito Rosemblat, que me marcó mucho. Fue un año al club Atenas y nos cambió la cabeza. Y otro entrenador espectacular, Antonio Fabrizio. Siempre me subió de categoría y me hizo debutar en primera con 16 años. También, tengo que mencionar a Edgardo Peralta y Omar Semeraro.

Jorge Rosemblat, le cambió la cabeza en las inferiores de Atenas.

7 – ¿Un árbitro?

– El mejor árbitro, el Chingolo García. Pero en realidad todos los árbitros de Mendoza eran buenos tipos y excelentes personas. Obvio, en cada partido con aciertos y errores. Pero, todos grandes tipos.

8 – ¿El rival más difícil?

– Desde las divisiones inferiores hasta la primera división siempre fue Andes Talleres. Todos buenos tipos y grandes jugadores.  

9 – ¿Tú cancha favorita?

– Mi cancha favorita siempre, el Súper “Pozo Apache” indefictiblemente.

10 – ¿La cancha más difícil?

– La cancha más difícil era la de Cultural Israelita, por los aros y las dimensiones. Era imposible ubicarte. ¡Qué fuerte se hacía Cultural en su cancha!

11 – ¿Cuál fue el mejor partido de tu carrera?

– Mi mejor partido fue en la final del año 1983 contra Andes Talleres en el estadio de Pacífico. Estaba repleto y habían más de 3 mil personas. Edgardo Peralta me hizo jugar los últimos cinco minutos con lo terrible que estaba el juego, la cantidad de grandes jugadores que habían adentro de la cancha y salimos Campeones. Inolvidable ese partido para mí.

12 – ¿Un campeonato?

– De los tres campeonatos consecutivos que logramos con Atenas Sport Club: 1983, 1984 y 1985. Me quedo con el de 1983, porque terminé jugando la final con la confianza del DT y porque fue una verdadera fiesta del básquet.  

13 – ¿El mejor norteamericano que viste en Mendoza?

– El mejor norteamericano que jugó en Mendoza por inteligencia y técnica fue Ray Schinitzer, el norteamericano rubio. Cambió por completo el básquet de Mendoza.

Fauche, Allen, Mitchell, Crokett y Ray Schinitzer, junto al jugador Davini de Atenas Sport Club en una visita la redacciòn de Diario Los Andes.

14 – ¿Un club?

– Un club, SANGRE Y LUTO, el Atenas Sport Club, donde jugó mi viejo y a pesar de ser él hincha de Andes Talleres en el fútbol, transmitió la pasión por Atenas en toda la familia.

Foto histórica del Pozo Apache. / Gentileza.

14 – ¿Qué significó el básquet en tu vida?

– Y el básquet para mí significó un montón de hermosos momentos durante gran parte de mi vida. Empecé a los 6 años y hasta los 30, fui todos los días al Pozo Apache. Es una pasión. Ahora, cuando puedo y Atenas está en las instancias finales, trato de ir y acompañar a toda la gente del club.  

FUSAT, la fusión entre Atenas y Talleres a principios de los 90. Histórico.