La generación de oro del Matador y otra vuelta olímpica

0
550
El Matador se consagró campeón en un partidazo ante Rivadavia. FOTO: ANDRÉS AREQUIPA (SALTO INICIAL).

APERTURA 2019. FORMATIVAS. CATEGORÍA U21. ZONA A. En un partidazo, Andes Talleres derrotó 81-76 a Rivadavia Básquet y se consagró campeón de la categoría. Gonzalo Sánchez tuvo una noche espectacular y fue la figura con 33 puntos.

Andes Talleres está de fiesta porque el proceso que hoy en día está buscando el club, tiene sustento y va dando sus resultados. En la primera división está apostando a darle rodaje a muchos de los jugadores que hoy estuvieron en cancha, desarrollarlos y que, en un futuro próximo, sean la cara del primer equipo Matador. Apellidos como Wilde, Gsponer, Mauras, Castellino, Introna o Cáceres, saben bien lo que es ser campeones desde U13, y hoy cuentan con agregados como Sánchez o Tapia, que le sumaron excelentes alternativas a la camada para que pudiera seguir festejando en las categorías formativas.

Anoche la generación de oro del Matador volvió a demostrar que está en buen nivel y que tienen potencial para pelear en primera división. Sufrieron altibajos durante el juego que supieron afrontar y sacar adelante, para finalmente coronarse campeón.

FOTO: ANDRÉS AREQUIPA (SALTO INICIAL).

Del otro lado, Rivadavia tiene puntos más que positivos. Un equipo que afronta una categoría nacional, necesariamente debe pensar en su semillero para poder tener un sustento y no depender obligatoriamente de salir al mercado a buscar jugadores para completar y reforzar su primera división. La exigencia que deriva dos torneos como la Superliga y la Liga Argentina cada vez es más alta y en ese sentido, el Naranja tiene buenos nombres para tener en cuenta.

El arranque fue más que auspicioso para Talleres, con un Gonzalo Sánchez inspirado e imparable abajo del aro. Llevó la defensa hacia donde él quiso y anotó todo lo que lanzó (13 tantos). Sin embargo en el segundo cuarto el panorama se complicó para el local ya que Rivadavia, de la mano de Gomina con 12 puntos (3 triples), dio vuelta el marcador y se puso al frente. A pesar de la remontada y a partir de ese momento, los Azulgranas tuvieron tres puntos claves que lo ayudaron a volver a estar arriba y mantener la ventaja por el resto del partido: los ingresos de Gsponer para marcar a Francese, Cáceres para hacer lo propio con Gomina y Tapia que, ante la libertad que le dieron en el perímetro, no dudó y facturó dos bombas.

FOTO: ANDRÉS AREQUIPA (SALTO INICIAL).

Desde ese segundo período el juego se puso más interesante, con mayor roce, ritmo, intensidad, digno de una final. Pero el trámite se mantuvo de la misma forma, Talleres consiguió seguir teniendo las riendas del partido y el Naranja no pudo poner en aprietos al Matador sino hasta el último período. Cuando parecía que ya estaba finalizado el juego y ambos técnicos habían rotado a los jugadores, los de Alvaro se relajaron y Rivadavia llegó a ponerse a cuatro tantos, pero la remontada no prosperó.

FOTO: ANDRÉS AREQUIPA (SALTO INICIAL).

Andes Talleres volvió a festejar en una formativa con su generación de oro, que apunta a seguir dándole muchas alegrías al Matador.

SÍNTESIS

ANDES TALLERES SPORT CLUB (81): Luciano Introna 4; Agustín Mauras 6; Lucas Wilde 9; Renzo Castellino 8; Gonzalo Sánchez 33 (FI); Ramiro Cáceres 4; Joaquín Gsponer 5; Nicolás Tapia 12; Matías López 0. DT: Israel Alvaro.

ASOCIACION CIVIL RIVADAVIA BASQUET (76): Luciano Gomina 31; Marcos Caparros 0; Guido Francese 14; Juan Cruz Cano 11; Khalil Adaro 10 (FI); Ignacio Lanzavechia 2; Francisco Magnaldi 4; Juan Cruz Sosa 0; Matías Alemano 1. DT: Fernando Ronco.

Estadio: Salvador Bonnano.

Parciales: 24-15; 40-37 y 62-54.

Tiros libres: Talleres 9/20 – Rivadavia 16/27.

Cinco faltas: Adaro.

Figura: Gonzalo Sánchez (Andes Talleres).

Árbitros: Micaela Prado – Luis Pérez – Diego Vidal.