Pablo Ferlaza: “No estoy desesperado por ser presidente de la federación”

0
590
Pablo Ferlaza, presidente del Atlético Club San Martín, ¿Será el nuevo presidente de la FBPM?

SUPERLIGA. El presidente de la Subcomisión de básquetbol del Atlético Club San Martín, se refirió a la posibilidad de ser el reemplazante de Ricardo Oyarce. Además, hizo hincapié al momento que vive el Albirrojo, tras la pandemia.

En poco tiempo, San Martín llegó a la Superliga para no irse más. Y no sólo con la intención de mantener la categoría, sino que ya en su segundo torneo logró ser campeón (2018), para luego coronar ese año con el título anual. El Chacarero apostó fuerte a extranjeros y los réditos se reflejaron en las vitrinas del club, con nuevos trofeos y también en la cantidad de chicos que comenzaron la práctica en las formativas del León.

Y aunque no pique la pelota, no de asistencias, no salte a capturar un rebote o a tirar al canasto para convertir un simple, un doble o un triple, la Subcomisión, encabezada por Pablo Ferlaza, ha sido determinante en estos logros. Ahora, en un 2020 especial por la pandemia que sufre el mundo entero, el presidente Albirrojo dialogó con SALTO INICIAL. El presente y futuro del club y su posibilidad de manejar los destinos del básquetbol mendocino.

-Es difícil pasar los días sin ver picar una pelota…
Sí, la verdad que todos estamos apelando a recuerdos, para entretenernos en esta situación. El básquet para mí es un estilo de vida. Tengo cuatro hijos, tres de ellos juegan, entonces paso mucho tiempo en el club. Ahora al no estar, se extraña.

Atlético Club San Martín 2018.

-¿En qué momento agarró esta pandemia al básquet de San Martín?
En el peor momento. Porque nos agarró a todos los planteles armados. Si esto hubiera pasado un mes antes, ningún club de Mendoza se hubiera preparado para competir. En nuestro caso, siempre queremos pelear bien arriba y esto sin dudas nos ha afectado en lo económico.

-Respecto a sueldos, ¿Cómo harán para cumplir con los contratos, ahora que no hay ingresos?
Es un problema que estamos tratando de dividirlo en dos. Por un lado, están los cuerpos técnicos. Tenemos un equipo de trabajo muy sólido y son prácticamente empleados del club, y hemos respaldado los sueldos de ellos, al margen de algunos retrasos. Por otro, están los jugadores y hemos apelado a los casos particulares. Tenemos jugadores que son sustento familiar y les hemos dado prioridad para cobrar y que estén tranquilos. En el caso de los extranjeros o jugadores que no son de San Martín, llegamos a acuerdo con cada uno. De ahora en adelante, creo que será muy difícil hacer acuerdos con jugadores extranjeros y más en dólares.

El A.C.San Martín en inferiores. FOTO: IVÁN MARTINEZ

-¿Qué importante será ahora el trabajo de inferiores, si es que los clubes por cuestiones económicas no pueden traer extranjeros?
Siempre los clubes tenemos que tener los ojos puestos en la cantera y no sólo en el básquet. Tenemos la experiencia del fútbol en San Martín, donde por mucho tiempo no se les prestó atención a las inferiores. Entendemos que la primera es el espejo de los chicos, pero después es fundamental el trabajo de formativas, y más que nada, generar una identificación. Lo que más lamento con esta pandemia, es la cantidad de chicos que teníamos y que ahora no pueden venir al club.

-Aprovechando las herramientas tecnológicas que existen, ¿les envían tareas a los chicos para hacer en casa?
Los profes están trabajando, enviándoles tareas teóricas a los chicos. Luego, empezamos a utilizar la plataforma de Zoom, donde respetamos los tres entrenamientos semanales. Y le hemos agregado un ciclo de charlas los lunes.

-Sigue sonando tu nombre para ser el reemplazante de Ricardo Oyarce en la presidencia de la Federación mendocina…

La relación con Ricardo es fantástica, al igual que con todos los dirigentes del básquetbol mendocino. Creo que lo mejor que podemos hacer en Mendoza, es unir nuestras diferencias por el bien común. Obviamente que con todo lo que ha pasado, los procesos se frenaron. Siempre digo que soy un apasionado de la gestión, me encanta trabajar en los lugares donde participo. La intención está, pero también depende mucho del trabajo en equipo, en ningún lado se consiguen frutos con una sola persona.

El actual presidente de la Federación de Basquetbol, el Profesor. Ricardo Oyarce. (FOTO: GENTILEZA FBPM)

-Entonces, ¿Estás ilusionado con manejar los destinos del básquet de Mendoza?
No es algo que me desespere. Si se da la posibilidad sería genial, y si la chance se le da a otra persona, tendrá todo mi apoyo. El objetivo es hacer crecer a Mendoza. Y por supuesto, darles el apoyo que necesiten los equipos que representen a Mendoza a nivel nacional, sea el equipo que sea, ya que ellos serán el reflejo de todos los jugadores de la provincia.

-¿Qué tan cerca estuvo San Martín de insertarse en Liga Nacional?
Las intenciones siempre están. Es un objetivo que tenemos planteado a mediano plazo. Creemos que lo podemos hacer. Pero para eso, tenemos que ser una empresa, manejar el club desde un lugar más empresarial, por los costos que se manejan. El salto es muy grande y nos falta un poco de maduración. Sin dudas que si nos metemos, tiene que ser por mucho tiempo y cumplir con nuestros compromisos como lo hacemos siempre.

-Bien lo dijiste una vez en una entrevista, tener el “Torito” Rodríguez en San Martín, les da un plus para poder participar de una Liga…
-No sólo el “Torito”, creo que San Martín tiene toda la infraestructura para encarar un proyecto de Liga Nacional. Hablamos en su momento con Fabián Borro (expresidente de AdC, hoy presidente de CABB), y todo su equipo nos dio el Ok con las herramientas que teníamos, no había que realizar más nada. Es importante destacar que tenemos un club detrás que nos respalda, una hinchada que sigue los colores, aunque no sean fanáticos del básquet. Nos faltaría la parte económica para tener todo.


-¿Cuál es el mensaje para todo la familia del básquet del Atlético Club San Martín?
Les agradezco a todos por el apoyo brindado. El mensaje es no bajar los brazos, la crisis nos afecta a todos, pero pienso que en toda crisis hay que buscar la oportunidad para salir adelante.