Jesús iluminó el camino al tercero

0
947
El pivot venezolano tuvo un gran aporte de puntos y rebotes para la victoria canaria. / FOTOS: Jorge Ruiz.

CLAUSURA 2018. SUPERLIGA. FINAL. JUEGO DOS. Leonardo Murialdo se agigantó en el Este y superó por 95 a 76 al Atlético San Martín para igualar la serie. Pese a verse disminuido por jugadores al límite de faltas, el Canario contó con un intratable Jesús Martínez.

De una lado, San Martín. Del otro, Murialdo. Uno quería hacer historia y desatar la fiesta, el otro buscaba impedirlo y llevar la definición a su estadio. El Costantini una vez más mostraba un gran marco. Todo a pedir de los amantes del buen básquet. En cancha, dos elencos que saben lo que quieren y que con la idea clara van en busca de su aspiración.

Los primeros 10’ fueron equilibrados, entre los tres extranjeros y Espinoza para el Chacarero y entre Benito y Martínez (también se les sumó Furlanetto) para el Canario; se encargaron de que ninguno de los dos pudiera tomar el control y alejarse. Por eso el primer parcial concluyó 20-22 con un doble de Furlanetto en el cierre que permitió la ventaja visitante.

Hasta la mitad del segundo cuarto se mantuvo la paridad (30-34), pero a partir de ese momento, los de Villa Nueva desplegaron todo su repertorio. Con un 7-0 se alejaron a 11, el León solo achicaba desde la línea de libres. El local tenía poca efectividad en ataque y mostraba una defensa endeble. Los aciertos desde el perímetro y algunas penetraciones permitieron que Murialdo se fuera al descanso 50-36 arriba.

Estaba claro que si el Albirrojo quería torcer el rumbo del encuentro debía dar un vuelco importante en su desempeño, que ni por asomo estaba cerca del que todos acostumbraron ver durante el torneo. Lo que le daba cierta esperanza al anfitrión era que su rival había sido cargado con un gran número de faltas (en libres la cuenta era 17 para San Martín y solo 4 para Murialdo). El recuerdo de la final con Anzorena se hacía latente.

Pero los conducidos por Sergio Pedemonte no permitieron la reacción del Chacarero en el tercer cuarto. Furlanetto tomó las riendas y guió a su equipo, que inició con un 6-0 que dejaba el lumínico 56-36. La remontaba se veía complicada porque la firmeza y la solidez del Canario podía más. Mosley, Taylor y Marmelstein no estaban en su noche, tampoco Del Ponte ni Espinoza.

La diferencia había llegado a 22 (48-70) y se redujo a 17 tras un parcial de 6-1. El comienzo del último cuarto ilusionó a los esteños porque un 9-0 los dejaba 63-71 abajo con mucho por jugar y con un rival cargado de faltas. Pero la ilusión se apagó, porque si bien el Canario fue perdiendo hombres (Moreno, Montivero, Ponti); aún tenía en cancha a Benito, Furlanetto, Egas (4 faltas) y Martínez (4 faltas).

Incluso el venezolano pudo haberse ido por 5 pero quizás porque la terna ya había cargado al Canario de faltas, terminó quedándose en cancha y se hizo valer bajando rebotes y generando faltas rivales. El León ya no pudo volver a bajar de 10 puntos la desventaja y Murialdo sentenció la historia. El campeón del Clausura se define en “El Nido” el domingo desde las 20 horas.

SÍNTESIS:

ATLÉTICO CLUB SAN MARTÍN (76): Ramiro Espinoza 7, Brentine Taylor 13, Mitchel Marmelstein 14, Latraius Mosley 23, Elías del Ponte 12 (FI); Facundo Garmendia 6, Enzo Castro 0, Mariano Gutiérrez 0, Tomás Ferlaza 1. DT: Sergio Peralta.

CLUB LEONARDO MURIALDO (95): Agustín Benito 17, Santiago Egas 9, Pablo Furlanetto 21, Ernesto Ponti 5, Jesús Martínez 28 (FI); Andrés Moreno 6, Leonardo Montivero 6, Lucas Pedemonte 0, Carlos Moreno 0, Franco Mattei 1, Franco Argañaraz 0, Agustín González 2. DT: Sergio Pedemonte.

Estadio: Esteban Costantini.

Árbitros: Ariel Rosas – Pablo Leyton – Rodrigo Oliver.

Parciales: 20-22, 36-50 y 54-71.

Tiros Libres: San Martín 25/34 – Murialdo 14/22.

Cinco Faltas: A. Moreno, Montivero y Ponti.

Figura: Jesús Martínez.