“Sigan creyendo en este equipo”

0
459
Puro corazón. Gran momento de Grenni, cuarto mejor asistidor del certamen. FOTO: Prensa Del Progreso.

LIGA ARGENTINA. Así lo dijo Federico Grenni, tras el heroico triunfo de Rivadavia Básquet sobre Centro Español, anoche en Neuquén. Los Naranjas ya están en Cutral Co, esperando el juego de este Sábado ante Petrolero Argentino.

Por Hugo Videla

Enviado a Neuquén

Todo es alegría en el mundo Naranja, por estas horas. Muy atrás quedaron las derrotas ante Petrolero y San Martín. Y también las ausencias de Llaver y Charlie Wilson por lesión y deserción, respectivamente. El ánimo cambió rotundamente, más al ver las posiciones actuales, donde Rivadavia es por el momento el líder de la Zona Sur, ilusionándose con clasificar al Súper 4.

Federico Grenni terminaría siendo la figura de la noche, fundamental en la remontada, convirtiendo en el tercer cuarto un triple desde detrás de la mitad de la cancha y ya en el cierre del tiempo reglamentario, igualó el marcador con tres libres consecutivos, para forzar un suplementario. El «Enano» le dijo a SALTO INICIAL: “Es difícil no ponerse nervioso en una situación así. No lo voy a negar, estaba muy nervioso, pero por otro lado estaba tranquilo porque si el partido lo perdíamos, no lo íbamos a perder por mis tiros libres. Hubiera sido injusto, porque hicimos un gran juego. Por suerte en el suplementario lo pudimos cerrar”.

Sobre este presente de Rivadavia en La Liga Argentina, con varios inconvenientes por lesiones, respondió: “Esta victoria, frente a uno de los mejores equipos de la zona, nos ha dado un envión anímico muy importante por todos los problemas extra basquetbolísticos que venimos teniendo. Primero la lesión de Andrés (Llaver), luego la salida de Charlie (Wilson) y en este último partido las molestias de Guido (Francese) y Facu (Alberici). Más allá de eso, otra vez este equipo demostró que tiene un plus, que saca algo extra desde adentro”.

Al recordar los problemas que ha tenido el equipo de Minelli en los últimos días, Grenni también fue protagonista, ya que el pasado martes sufrió un golpe en la nuca y casi fue baja ante Centro Español: “Mucha gente me envió mensajes de apoyo, por ahí no les respondí a todos porque estaba muy triste y pensaba que me iba a perder este partido. Quiero aprovechar ahora para agradecerles a todos, principalmente a Pancho (Francisco Albarracín, kinesiólogo del club) por todo el trabajo que realizó y también a Gustavo Noria que gracias a sus contactos en Neuquén, me pudieron atender en una clínica”.

Finalmente, el base cordobés anunció: “Venimos con una cantidad de partidos que no es normal y para este sábado nuevamente tendremos que luchar con los soldados que quedamos. Al público Naranja les digo que sigan creyendo en este equipo, que por momentos mostraremos buen básquet, por otros no tanto, pero siempre se dejará todo hasta el final”.

Este sábado desde las 21.30 Rivadavia se enfrentará por cuarta vez en la temporada a Petrolero Argentino. En esta ocasión, el juego se llevará adelante en el estadio de Pérfora, debido a que el Polideportivo municipal de Cutral Co se encuentra ocupado.