Chiquito, cada día más grande

0
3820
Trejo, acompañado de Ricardo oyarce, a punto de volar hacia Neuquén. Fotos: Gentileza.

Abel Trejo va camino a Neuquén, luego de que su esposa, a punto de ser mamá por segunda vez, recibió el alta médica. Ahora, defenderá los colores del seleccionado provincial. Un historia con el mejor final.

El básquetbol, según cuentan los especialistas, se basa en las estadísticas. Mientras mejor porcentaje de puntos, rebotes, asistencias, minutos y efectividad tiene un jugador, más productivo es para el equipo y más caro es su valor. Sin embargo hay cosas que los números no muestran y que el dinero (como dice el slogan de una conocida tarjeta de débito), no pueden comprar.

Trejo no estuvo presente en los primeros dos partidos del Argentino de Mayores. Su prioridad fue la familia. Su esposa, Agustina, fue internada debido a algunas irregularidades en su embarazo y Chiqui, como cualquier persona con sentido común, entendió que no debía viajar más allá de sus deseos de querer ser parte del seleccionado.

Los memoriosos recordarán que no es la primera vez que Trejo toma una decisión como esta, sin dudas la correcta. En la temporada 2014/2015 del Torneo Federal, el Pívot de Rivadavia suspendió una gira de tres partidos y se quedó en Mendoza para ver nacer a Jazmín, su primera princesa.

Dos años más tarde el destino le trae otra bendición: Sofía. Y a pesar de que en el nudo de esta historia hubo complicaciones, como todo cuento que tiene como protagonista a un héroe, el final es feliz. Agustina recibió el alta médico y desde la misma clínica, Trejo entendió que no había tiempo que perder y que ahora quienes lo necesitan son sus compañeros.

En estos momentos, el rivadaviense de 2,04 metros va en avión hacia Neuquén. ¿Estará bien entrenado? ¿Llegará cansado? ¿Hará la diferencia en el Argentino? Son preguntas que a esta hora no tienen respuesta. Pero hay una verdad que es irrefutable: El corazón de Chiquito es innegociable.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre