Si los adolescentes y los niños no sonríen, vamos por el camino equivocado

0
469

La suspensión del juego U15 entre Capital y Rivadavia B puso en el ojo de la tormenta al Colegio de Árbitros. Los jueces cumplieron con el Reglamento, pero las fallas en la comunicación por parte de todos, impidieron que chicos de 15 jueguen un partido de básquet. ESTA SITUACIÓN NO SE PUEDE REPETIR. 

Ayer (sábado 7 de abril) no fue un día más la jornada de formativas. Explotó la noticia de que los jueces del partido de U15 entre Capital y Rivadavia B habían levando la planilla por la no presentación en tiempo del conjunto Naranja. Esta situación generó mucho malestar en el ambiente del básquet mendocino y el Colegio de Árbitros quedó en el ojo de la tormenta.

Por esta razón, Salto Inicial, inmediatamente comenzó a investigar y dialogó con todas las partes involucradas. Por lo tanto, es necesario resaltar que los jueces que levantaron la planilla en la Federación de Box no lo hicieron por decisión propia. Esperaron el tiempo reglamentario y se comunicaron en forma constante con el encargado de las designaciones del Colegio de Árbitros. Desde el año pasado, hubo un acuerdo entre clubes, Federación y Colegio de Árbitros que ante estas situaciones de demora de un equipo que no pertenezca al Gran Mendoza, las instituciones deben llamar a los directivos de la FBPM y comunicarles la situación. De inmediato, hablan con el Colegio de Árbitros y se busca una solución inmediata.

 

Desde el Colegio de Árbitros de Mendoza, aseguran que ayer, durante el tiempo de espera reglamentario se comunicaron con los directivos de la FBPM para saber si la gente de Rivadavia se había comunicado y la respuesta fue que no había comunicación alguna. Por esta razón, los jueces, esperaron el tiempo reglamentario y levantaron la planilla del juego.

La entrenadora Naranja U15B junto a sus jugadores se encontraban en el Club Murialdo, ya que estaban en el partido de la categoría U13 (es la misma DT). Siendo las 17.20 aproximadamente entrenadora y jugadores partieron hacia la Federación de Box.  Desde el Colegio de Árbitros se informó que los árbitros Ramón Funes y Sebastián García, dialogaron con la DT y le dieron la posibilidad que los jugadores U13 quedaran a cargo del entrenador Leandro Quiroga quien conduce las divisiones mayores de formativas de Rivadavia. Sin embargo, la entrenadora se quedó junto a sus jugadores U13. Una decisión lógica para nuestro entender.

Más allá de la posición de la gente de Rivadavia, la de Capital, la del Colegio de Árbitros, la de la Federación de Box, la del público en general, la del periodismo, etc. Tenemos que construir un básquet más solidario y más a nivel formativo. La falta de comunicación clara, precisa y sin egoísmo (es decir, sin tratar de sacar una ventaja) es la clave para sacar adelante este tipo de situaciones. Ayer, perdimos todos. Y esto no tiene que volver a suceder. Todos fallamos en alguna oportunidad. Y de ese error, tenemos que aprender. Por último, si un sábado o domingo, tras una jornada de básquet, un jugador/a de básquet no tiene una sonrisa en su rostro, estamos en el camino equivocado. Hay tiempo de frenar y buscar otro rumbo.