Argentina perdió con Puerto Rico

0
651
La Selección Argentina, con el mendocino Federico Aguerre (27) perdió en un final polémico ante Puerto Rico (FOTO: FIBA)
VENTANA FIBA. Con la presencia del mendocino Federico Aguerre, Argentina cedió ante Puerto Rico en un final dramático 87 – 86 en suplementario. Otro cierre polémico con revisión de jugada incluida. El elenco albiceleste remontó un juego perdido, pero no tuvo la puntada final. Brussino con 16 pts, 7 reb y 7 asist la figura. Lo siguió Redivo con 16 pts y 6 asist. Gran debut de Caffaro.

Argentina arrancó fuerte en defensa. No dejó que Puerto Rico progrese, Brussino y Mata hicieron un buen trabajo, sumado a los errores del boricua lanzando al aro (5-0). Adelante el albiceleste intentó asociaciones, Brussino tomó la posta en conexión con Delia y Saiz cerca del aro. Ni Huertas ni Holland pudieron desequilibrar, Puerto Rico se cargó de pérdidas, y Argentina pudo estirar las cifras pero con ciertos vaivenes. Quedó 5-0 en cuatro minutos, pero con bajos porcentajes. El local pudo descontar, pero apostando demasiado al tiro externo. Prácticamente los internos locales no llegaron al aro, un esquema muy abierto con pocas ideas y siempre bien atrapados por los externos albicelestes. Argentina pasó bien la bola, se fue soltando, Delia tomó protagonismo con sendas volcadas, donde Brussino lo encontró en pickandroll directos (12 – 5). De a poco el local tuvo respuestas, se amigó con un par de triples, y empezó a cargar mejor en el aro ajeno. Argentina tuvo problemas con los internos rivales cerca del poste, el boricua anotó seguido, y se colocó en juego a solo una posesión. Argentina con menos espacios, y Holland (5) generó gol para su elenco. El albiceleste tuvo un cierre para el olvido. Atrapado ofensivamente, sin ideas, lento en su andar y sin poder correr en velocidad. Puerto Rico aceleró, sus tiradores dieron el presente, y Clemente aportó un triplazo para quedar 19 – 14 arriba.

Brussino fue la figura de Argentina (FOTO: FIBA)

El albiceleste mantuvo sus problemas en el partido. De buenas a primeras perdió las riendas, Clavell encestó otro triple, y adelante el equipo tuvo enormes dudas para lanzar y generar espacios. Acuña no fue opción cerca del aro, y Brussino estuvo bien atrapado. Faggiano salvó las ropas con un par de excelentes defensas bien arriba, y hasta generó una antideportiva. Redivo se metió en el juego con una defensa alta, una penetración, aunque todo en un marco incómodo y adverso para Argentina. Puerto Rico estuvo firme atrás, contuvo el perímetro albiceleste con mucha movilidad pero adelante de a poco tuvo otro duro bajón. Cometió faltas en ataque, no profundizó las acciones, perdió efectividad y Argentina lo presionó con éxito. Acuña fue mejor buscado (4), sumado a Faggiano con otra velocidad para un parcial de 10-2 e igualar las acciones en 24. Puerto Rico no perdió el foco, encontró respuestas desde la banca, Rivero y Holland aparecieron en escena. Argentina fue un prende y apaga, debutaron Schattmann y Piñero, y ofensivamente el albiceleste perdió consistencia. Puerto Rico aceleró y se disparó +8 en un abrir y cerrar de ojos. Argentina achicó como pudo, se arremangó atrás, generó pérdidas en el local, Mata anotó tras un rebote ofensivo, y en el final otro recupero dio como resultado un doble voladito de Schattmann para quedar solo 33 – 29.

Redivo fue otro de los jugadores de buen rendimiento ante Puerto Rico (FOTO: FIBA)

Puerto Rico siguió al frente y estiró las cifras. Huertas (7) estuvo muy activo en el uno contra uno, Schattmann sufrió con dos faltas inexistentes cobradas, y desde la línea el local hizo diferencia. Puerto Rico tuvo mucha decisión, dañó con facilidad a un elenco albiceleste desorientado por momentos. Argentina no tuvo gol, prácticamente sin espacios con pases forzados y sin explosión directa al aro. Aguirre pasado de revoluciones, y el resto poco aportó. Un arranque de 9-0 para el local en tres minutos que generó el minuto de Hernandez tras un doble en contragolpe. Argentina quebró el maleficio con dos excelentes asistencias para que Delia remate en volcadas. Así y todo el equipo no tuvo gol, Brussino y Redivo en el banco, y Puerto Rico cómodo en el marcador. Argentina mostró debilidades en su defensa, Puerto Rico llegó fácil al poste y con Bryan Diaz (4) estiró a +13 (49 – 36). Hernandez colocó en cancha a todos los jugadores (faltaba Aguerre), y a puro bombazo pudo descontar. Hubo 4-4 en tiros de tres consecutivos en diferentes actores para intentar achicar las cifras. Redivo entró derecho con el aro (8), Brussino trató de liderar con su juego, y no generar segundas opciones para el rival. Puerto Rico perdió las marcas, y Argentina quedó seis abajo (55 – 49) con dos minutos por jugar. Puerto Rico sacó un par de puntos de la galera, Clavell con un triple formidable en soledad en el cierre. Argentina tuvo muchos altibajos, poca creación, Brussino no pudo ser eje, y Puerto Rico quedó 61 – 53 finalmente.

Un final polémico tuvo la derrota de Argentina. (FOTO: FIBA)

El cierre fue a puro gol de ambos lados. Redivo y Brussino como ejes ofensivos, le dieron mayor vuelo al equipo con su experiencia y capacidad para resolver. Puerto Rico supo mantener la diferencia, se hizo sus espacios, Holland aportó otro triplazo casi en soledad y el local impuso su velocidad y calidad. Argentina no pudo hacerse fuerte en defensa, tuvo agujeros y problemas para rebotear en su canasto. El boricua se alejó nuevamente (70 – 59) aprovechando cada error de Argentina. Hizo su debut oficial Agustín Caffaro en el equipo. Puerto Rico se acomodó, recuperó tras un pase displicente de Saiz y sacó la máxima diferencia nuevamente de +13 con una volcada de Clavell. Argentina reaccionó con mucha guapeza y corazón. Brussino tomó las riendas, aplicó cinco puntos en fila yendo fuerte al aro con dribbling desde el comienzo. Saiz colaboró con otro doble, y un parcial total de 7-0 para poner cierto suspenso al encuentro. Puerto Rico se enredó, buscó la picardía de la falta y no consiguió resultados. Argentina desafió a su rival, aunque Hernandez se llevó una falta técnica tras una falta insólita cobrada por los árbitros. Caffaro se despachó con una buena conversión, aunque Brussino se apuró con un lanzamiento y Clavell no perdonó con un triplazo de larga distancia (80 – 70). Redivo recortó con libres (¿No era antideportiva?), y tras un recupero Faggiano clavó un triiplazo desde la esquina. Puerto Rico se confundió, Argentina volvió a presionar y tras un buen movimiento de bola Mata castigó de afuera. Un 8-0 de respuesta a pura velocidad con solo 55″ por jugar. Huertas apenas con 1-2, y luego en velocidad Caffaro la volcó tras asistencia de Brussino. Clavell fue infraccionado, y también solo anotó 1-2 para quedar apenas un doble arriba con 16″. Argentina esperó, Brussino recibió y tomó un tiro incómodo, pero Caffaro tomó el rebote y sacó la falta. El interno santafesino anotó ambos y empató con 3″. Puerto no lo supo cerrar, falló el triple y todo quedó en suplementario.

FOTO: FIBA

El partido no dio respiro en ningún momento. Ambos acumularon pérdidas y errores de juego. Argentina pasó al frente con Delia y luego Caffaro cerca del poste. Puerto Rico mostró muchas dudas, problemas para anotar, menos soltura y mejor contenido sus tiradores. Mata defendió bien a Clemente cerca del poste, y luego hubo un par de barridas vitales para que el boricua no convierta. La tensión de mantuvo, poco gol y paridad absoluta. Brussino falló un triple abierto, pero nuevamente Caffaro tomó otro rebote ofensivo y sacó la falta con 45″. El interno anotó 1-2, pero Puerto Rico respondió en la siguiente ofensiva. Se tomó su tiempo, y Holland con un formidable triple para la ventaja en el cierre. Argentina buscó rápidamente, Brussino penetró se la cedió a Delia que hizo pasar de largo a todos, pero tuvo poca decisión y Bryan Diaz lo tapó. Puerto Rico recuperó, pero pisó fuera con 0.7″. Todo el banco boricua salió desaforado pensando que el partido había terminado (¿No era falta técnica?). El árbitro revisó la acción, pero solo el tiempo. Jamás tomó en cuenta la invasión de papeles y banco de suplentes para una posible falta técnica, realmente insólito. No todo terminó ahí. Argentina repuso, Redivo lanzó a tiempo y en el camino se interpuso su defensor con la duda si lo llegó a desestabilizar para caer al piso. Por las dudas los árbitros no cobraron nada y todo terminó allí. Aplausos para el coraje, defensa y corazón del cierre.

Gran volcada de Caffaro para Argentina (FOTO: FIBA)

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO – FIBA

http://www.fiba.basketball/es/basketballworldcup/2019/americas-qualifiers/game/2202/Puerto-Rico-Argentina#tab=boxscore

FOTOS: FIBA

FUENTE: PICK AND ROLL