Yo, el mejor de todos

0
556
Fotos: Nicolás Rios
Festeja todo un pueblo. San José justo campeón

¡San José campeón! El equipo de Valentín Puebla derrotó a Rivadavia 68 a 62 y levantó la copa del Apertura en la cancha de Atenas. Lo ganó de punta a punta con un equipazo comandado por los hermanos Rubia. Para aplaudir hasta pasado mañana.

El prode más obvio. ¿O acaso me van a decir que no pusieron a San José como candidato a la hora de los pronósticos? Un equipo lleno de figuras y de promesas que pudo coronar un semestre con el título que más querían, el del torneo local.

Después de aquel Apertura 2012 en la A2, que le valió el ascenso, el Club Unión Deportiva San José no paró de crecer. Apostó al crecimiento edilicio y al de las formativas. Invirtió en jugadores de jerarquía y hoy da sus frutos.

Y ahí lo tenés al Mula, abrazado a Valentín Puebla rompiendo en llanto como si hubiese nacido en Mitre y Bandera de Los Andes. Y ahí va el Garza, que festeja con Paparini y Guevara, como si fuera que de chiquitos la camiseta que le pedían a Papá Noel era la de San José. El sentido de pertenencia, en un lugar al cual hace poco pertenecen, se hizo sentir más que nunca. No pudieron jugar en el Mario Pelado Herrera, pero la mística se hizo sentir porque solo se corrieron unas cuadras, en una cancha con tanta mística como la de Atenas.

Para hacer el cuento aún más romántico y espectacular, en la otra vereda estuvo el eterno Rivadavia, que por primera vez en mucho tiempo no llegó candidato, pero que por algo siempre está en la final. El básquet de Mendoza está acostumbrado a que la final, hace mucho tiempo, es Rivadavia contra alguno. Esta vez, le tocó al humilde. David venció a Goliat. Y por eso, se desparramó más lágrima que champagne. De emoción, de alegría, de descargo. 

En una de las mejores finales que se pudieron ver desde lo emotivo en el último tiempo, San José siempre estuvo arriba de un Rivadavia que jamás se vio entregado. Enorme Gatón Guevara, aparecieron en los momentos claves para doblegar el muro rivadaviense impuesto por Trejo y Pérez Darold. Inteligente Lucas Rubia para conducir al equipo aún cuando llegó hace poco de su viaje. Interminable la calidad de Facundo Rubia, demostrando que siempre está un paso adelante de nosotros los mortales.

Este San José quedará en la historia de nuestro básquet, con un equipo que nunca dejó de ser el mejor. De la fecha 1, hasta la final. Ganó el campeonato de punta a punta y nadie podrá decir que fue un título injusto. Hoy, una porción de Guaymallén no duerme. Que siga la fiesta, Santo.

11012803 415536881951901 5243762794013164777 n

SÍNTESIS

UNIÓN DEPORTIVA SAN JOSÉ (68): Ramiro Espinoza 0, Ignacio Cangelosi 8, Juan Pablo Gamero 2, Agustún Paparini 10, Facundo Rubia 19 (FI) Leandro Lincheta 0, Lucas Rubia 10, Gastón Guevara 19, Néstor Galarza 0. DT: Valentín Puebla.

CENTRO DEPORTIVO RIVADAVIA (62): Matías Jaimes 16, Stefano Arancibia 6, Andrés Llaver 9, Diego Arce 2, Abel Trejo 15 (FI) Federico Grenni 6, Federico Pérez Darold 8, Agustín Gómez 0. DT: Fernando Minelli.

Árbitros: Mario Aluz, Ariel Rosas y Leonardo Baroto

Parciales: 15-12, 34-23 y 51-48

Tiros libres: San José 16/24 – Rivadavia 23/27

5 faltas: Pérez Darold (R)

Figura: Gastón Guevara

11667421 415536955285227 7142224863991674860 n

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre