Julio Delgado: «Mendoza debe ser protagonista a nivel Nacional»

0
427
Julio Delgado (15), candidato a presidente. Despunta el vicio en veteranos y es dirigente de Obras, donde su hijo juega Mini. Foto: Gentileza

ELECCIONES. INSTITUCIONAL. Uno de los candidatos de cara a las elecciones presidenciales en Mendoza habló con Salto Inicial y no se guardó nada. Cómo llegó a ser la cabeza del oficialismo, su relación con Oyarce y sus ideas para impulsar a Mendoza como plaza a nivel nacional fueron alguno de los temas que tocó.

Faltan solamente horas. Mañana se realizarán las elecciones que definirán si el próximo presidente de la Federación de básquet de la Provincia de Mendoza será Julio Delgado o Nicolás Popón. En estas horas previas, el candidato por el oficialismo charló con Salto Inicial para contar cómo las está viviendo. Sereno, tranquilo y coherente en su discurso, Delgado nos dedicó casi una hora a una charla en la que no se guardó nada.

-¿Cómo vivís estas horas previas al día de las elecciones?

– Sinceramente estoy tranquilo, confiando en la responsabilidad de los dirigentes. Esperemos que sea un acto eleccionario que se de en el marco de las normas que nos regulan, confiando en la lectura que puedan hacer los clubes a la hora de emitir su voto.

-¿Por qué los clubes te tienen que elegir como Presidente?

-Nosotros venimos con un lineamiento que es pensar en un básquet integrado a la Nación. FIBA establece los parámetros y las estructuras a seguir por todo el básquet a nivel mundial, están a disposición de todos. Acá no es necesario ningún mesías que nos venga a decir cómo hacer las cosas, las herramientas están al alcance de la mano. Y hoy más que nunca las tenemos a la mano porque tenemos a Ricardo Oyarce en la mesa de planificación del basquetbol nacional, ocupando un puesto importante a nivel país.

-¿Cómo llegás a ser el candidato por el oficialismo?

-Desde antes de la Pandemia vengo trabajando en la Federación, en el tribunal de penas de Mendoza y de la CABB. En la Pandemia hacíamos reuniones por Zoom y de a poco fui ganando protagonismo y me fui ganando el respeto de los clubes. Nadie puede decir que soy amigo de Ricardo, tenemos una relación de respeto y profesional. Creo que él hoy en día no tiene par en la provincia, así como también nadie puede decir que soy un títere de él. Hasta último momento antes de aceptar lo charlé con mi familia y me tomé el tiempo de hablar con todos los clubes, para tener la palabra de todos antes de empezar con esto.

Su familia fue clave para tomar la decisión de ser candidato. Primero habló con ellos, después con los clubes.

-Nicolás Popón dijo que si gana te va a convocar, ¿le creés o aceptarías?

Hay que dejar de lado el desgaste que se pueda dar en este proceso. Porque ahora son dos ideas en disputa pero después vamos a ser los mismos dirigentes de siempre. En el día después mi hijo va a seguir jugando, yo voy a seguir jugando en veteranos. Siempre me van a encontrar trabajando por el basquetbol desde el lugar que sea, en pos del crecimiento. Los dirigentes para mejorar el basquetbol necesitan un presidente que sea el ligamento de todos, que sepa combinar los ingredientes para que el beneficio sea de todos.

En el caso de ganar ¿cuál va a ser tu impronta?

Continuar con la línea que se venía trabajando pero con una idea propia. Como base una gestión abierta y participativa, queremos modernizar el estatuto que no contempla situaciones particulares…

-¿Cómo cuales?

– Como los cuestionamientos que venían haciendo, cuando decían que Ricardo se había adueñado de la Federación y eso no es real. Tuvo dos elecciones y los que han sido siempre oposición han participado de las elecciones y han perdido. Este manto de duda que se ponía en la gestión se hubiera descartado si en el estatuto se le impone un límite de reeleciones. Pero va de la mano en que dos años no sirven porque es muy poco tiempo para planificar. El primer año tiene que ser para acomodarse y la planificación es a largo plazo. Debería surgir de la voluntad de los clubes mas allá de mi, y es muy importante generar esos ámbitos donde todos demandemos nuestras necesidades.

-Y por dónde pasarían tus primeras medidas

-En poner en funcionamiento algunos departamentos que existen en el Estatuto pero que hoy no están funcionando por diferentes cuestiones. Fortalecer espacios de discusión para llegar a todos los clubes. Creo que el basquetbol además de lo competitivo tiene que tener una mirada social, con un crecimiento cualitativo y cuantitativo. Hoy en día en la cantidad de chicos está la calidad y si sumamos chicos vamos a tener un mejor nivel de competencia. A la par de esto, integrarnos a un básquet federal, porque históricamente hemos estado atrás de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe.

Por algo los jugadores se van jóvenes a otras provincias

Es que hoy los chicos demandan ese roce, y si algo en los últimos años se los ha dado ha sido la Superliga. La idea es continuar con ese formativo competitivo porque la Superliga se transformó en un producto. Tenemos que dejar de jugar por la copa de leche y empezar a aspirar a jugar por un puesto en torneos federales. Incentivar al crecimiento de esta manera.

Delgado junto a Oyarce y todo el plantel de Maipú campeón del Torneo Vendimia. / Gentileza.

-¿Cuáles pensás que fueron las virtudes de Oyarce?

-Como hombre de básquet en los últimos años estuve al tanto de los vaivenes de algunos dirigentes pero hay cosas que a Ricardo no se las pueden discutir. Cuando él asume la Federación tenía una deuda de 40 mil dólares, había muy pocos chicos federados, el básquet en el Sur no tenía esa competencia que hoy tenemos. Se ha logrado un un crecimiento exponencial, un lugar en la mesa Nacional y eso no lo podemos dejar de ver.

-¿Cómo empezó tu carrera dirigencial que te llevó a este momento?

-Mi nene empezó a jugar en mosquito y hoy está en segundo año de Mini. Desde hace cinco años trabajo en el Club Obras y lo que noto es que varios dirigentes están trabajando por lo mismo. Hay un proceso de maduración de los dirigentes, de trabajo, de conocimiento institucional.

-Tu idea va muy alineada al crecimiento de Mendoza como plaza, algo en lo que empezó a trabajar Ricardo Oyarce desde que asumió

Es que no podemos pensar solamente en lo local. Hay que hacer un diagnóstico y tirar los lineamientos pensando en algo más grande. Mendoza puede ser protagonista a nivel nacional, y tenemos las herramientas para hacerlo. El referente de Mini a nivel nacional aplica en su provincia los estándares FIBA, en donde no solamente el basquetbol o los fundamentos importan, también se hace hincapié en la alimentación y en la educación. Son oportunidades que van a tener los chicos de Mendoza.

Delgado junto al plantel de UDA, en el maxibasquet.

¿Qué ideas tenés para un basquetbol femenino que crece día a día?

-Justamente ayer estuve reunido con Karina Rodríguez (Directora de Basquetbol Femenino CABB) y ella está gratamente sorprendida por la cantidad de chicas que juegan en la provincia. Por su calidad, su altura, la técnica. Necesitamos contenerlas para elevar el nivel de competencia local, sino siempre vamos a tener un tope y las chicas se van a tener que ir. Que los equipos de Mendoza jueguen los torneos nacionales, que el torneo local sea más competitivo y así siempre vamos a tener ese roce de jerarquía.

-¿Hablaste con el Subsecretario de Deportes de la Provincia?

-Una de las cuestiones centrales es refundar la relación con el Estado. No podemos ser un botín de guerra de nadie, tenemos que alivianar la carga de los clubes dejando de beneficiar a algunos clubes más que a otros. No hablé con Chiapetta, en este proceso tiene que primar la idea de los clubes. Pero la relación tiene que ser institucional, la charla tiene que ser entre instituciones y si me toca asumir como autoridad tengo la obligación y la necesidad de sentarme con él. Considero que tiene un buen equipo y gente idónea como para construir. algo muy lindo. Si llego a ganar me sentaré con todos los clubes primero e inmediatamente después con el gobierno provincial. Me parece central la buena relación, pero hay que tratar de que no sean los clubes más cercanos al sol los que se calienten primero, si no que hay que pensar en los que están en la periferia.