El año Naranja

0
562
Los Naranjas van de menor a mayor en la temporada. ¿Podrán mejorar su récord? FOTOS: GENTILEZA.

LIGA ARGENTINA. Estamos a fin de año y es momento de análisis. Rivadavia Básquet tuvo un 2019 con algunos altibajos, sobre todo en el segundo semestre, sin embargo, le espera un 2020 repleto de desafíos en La Liga Argentina.

Los Naranjas continúan representando a la Provincia en la segunda división del básquetbol nacional, por tercer año consecutivo. La temporada 2018/2019 terminó con el mismo récord que la 2017/2018 (24-24). Un equipo que había encontrado una localía fuerte y referentes claros, como Abel Trejo, Federico Grenni, Andrés Llaver y Facundo Alberici. Rivadavia consiguió volver a estar entre los ocho mejores de la Conferencia Sur, cayendo en Cuartos de Final ante Estudiantes de Olavarría, cerrando un certamen más que positivo.

FOTO: Archivo.

Y si bien la intención de la Comisión Directiva y del cuerpo técnico, era mantener una base de ese equipo para continuar siendo protagonista de la Liga Argentina en el segunda semestre, solamente Stefano Arancibia y Guido Francese fueron los que renovaron para el 2019/2020.

Sin dudas, fue un “empezar de cero”. Salir al mercado a buscar nuevas caras, nuevos referentes y en un presente económico, cada vez más duro a nivel nacional. Minelli y compañía apostaron a un plantel joven, con poco recorrido en Liga Argentina pero con proyección a futuro. Además, la intención también fue potenciar a los más jóvenes del club, para que sean parte del recambio en los próximos certámenes.

FOTO: IVÁN BERMÚDEZ.

Y una ficha extranjera especial: Latraius Mosley, el alero estadounidense que fue figura y campeón en el Atlético Club San Martín. A Mou le costó la adaptación a una nueva categoría, pero terminó siendo el goleador de Rivadavia (17,4 puntos por juego).

La temporada 2019/2020 no inició de la mejor manera. Primero y principal, Rivadavia fue cambiado de la Conferencia Sur a la Norte. Una zona mucho más dura y con rivales que se han preparado para ascender a la Liga Nacional. Luego, las lesiones. Leonardo Catelotti directamente no pudo disputar ningún juego en el semestre y ya fue dado de baja para el 2020. Por otro lado, Luciano Tambucci, otro de los puntos altos del nuevo plantel (10, 2 puntos de promedio), también se perdió algunos partidos por molestias en uno de sus tendones.

FOTO: IVÁN MARTÍNEZ

El récord de la Primera Fase fue de 2-10, ganando solamente el primer y último juego (Tiro Federal y Barrio Parque). Sin embargo, la llegada de Ronnie White (15,2 puntos y 10,2 rebotes) en recambio de Quentin Davis, fue clave para que Rivadavia se reacomode en la etapa de Conferencia, logrando dos victorias más en cuatro presentaciones.

FOTO: EMILIA VALESTRA

Mauricio Francese, presidente de la Comisión Directiva, expresó: “Desde el primer momento que venimos peleando con la mala suerte, entre ellas las lesiones que claramente nos perjudicaron. Sin embargo estamos bien, tenemos la ilusión de quedar en un buen puesto de cara a los Playoffs”.

Además, sobre la ficha que le falta para completar el cupo de mayores, sentenció: “Estamos analizando opciones, tenemos algunos nombres en carpeta. Estamos trabajando en conjunto con el cuerpo técnico, para elegir esa pieza que nos dé una alternativa más para el 2020. Nuestra intención es que el 3 de enero, ya esté a disposición del entrenador”.

Ese 3 de enero, el plantel Naranja volverá a ponerse a disposición de Fernando Minelli, para encarar el reinicio de la competencia, que será el 12 de enero de local ante Salta Basket. Restan 22 juegos para el inicio de los Playoffs, Rivadavia se encuentra en zona de clasificación (11º), pero el desafío será escalar algunas posiciones más, para tratar de tener localía a favor de alguna de las llaves.

FOTO: HUGO VIDELA