Emiliano Quiroga, entrenador de Mendoza U13: «Tenemos que remarcar los valores en esta etapa, que son fundamentales»

0
336
Emiliano Quiroga, entrenador de la Selección de Mendoza U13. / Gentileza: FBPM.

El próximo sábado, Mendoza debutará oficialmente en el Campeonato Argentino U13 organizado por la CAB. Palpitando el importante fin de semana que se avecina, dialogamos con su entrenador Emiliano Quiroga.

Gentileza: Prensa FBPM

Después de un trabajo arduo, serio y pensado para encontrar la mejor versión de cada integrante del equipo, La Borravino comenzará su sueño de trascendencia en el Vicente Polimeni de Las Heras. Con más de un mes de prácticas encima, el entrenador Emiliano Quiroga repasa absolutamente todo sobre este momento de grandes expectativas.

-Hola Emi, ¿Con ganas de que llegue el debut?

-Estamos todos muy ansiosos y con ganas de que llegue la competencia. Venimos entrenando hace mucho, desde mediados de febrero, cuando empezamos las practicas con 22 chicos. Después fuimos haciendo algunos cortes y el compromiso se mantuvo. Los que están entre los 12 no han faltado a ninguna práctica. Ha sido un trabajo largo en estos meses, y ya ahora estamos esperando la competencia para disfrutarla porque hemos entregado todo, y estamos preparados para afrontar lo que viene.

-Contar con una pretemporada larga debe haber sido muy bueno para el conocimiento del equipo…

-La verdad que sí. Es lo que se habló durante muchos años, que las selecciones tengan un trabajo a largo plazo y no solamente pensar en el objetivo final que es el Argentino. Que haya un proceso, y más en estas edades cuando son tan chicos. Muy contentos con eso. No hay excusa, porque tuvimos mucho tiempo para conocer a cada jugador. Eso es una alegría para mi proceso y para todas las otras divisiones. Si se repite en el tiempo, que es la idea, va a ser muy bueno para cada integrante de los seleccionados.

-¿En que cambia dirigir a chicos de 13?, si lo comparás con jugadores más grandes…

-Los chicos recién están saliendo del Minibásquet, por lo que no tenemos que volvernos locos por el resultado final. Obviamente en lo que hagamos uno quiere ganar, pero no olvidarnos de disfrutar del proceso. Disfrutar también de conocer a nuevos compañeros, porque con esta corta edad tienen contacto sólo con chicos de sus clubes, y en la selección se les abre un abanico de amistades que perduran con el tiempo. Eso es importante, más allá del resultado final en la cancha. Tenemos que remarcar los valores en esta etapa, que son fundamentales.

-¿Qué significa jugar un Campeonato Argentino de local?

-Son sensaciones espectaculares. Sensibles y positivas porque tuve la oportunidad de estar como asistente en otros Argentinos, pero de visitante. Ahora invité a la familia, porque no sé si se repetirá. Tiene ese toque sentimental de que tu familia y tus más cercanos pueden ir a verte, eso es único. Hay que aprovechar, y ojalá el Vicente Polimeni esté lleno con la familia mendocina del básquet. A todos nos haría muy felices. Jugar ante tu familia es una motivación, pero también puede significar una presión extra… Sí, le he dicho a los chicos que todo lo bueno que pase es gracias a ellos, y si las cosas no salen bien es toda responsabilidad mía y del cuerpo técnico. Esa presión la absorberemos nosotros, para que ellos puedan disfrutarlo.

-¿Cómo fue el proceso de selección?

-Empezamos con 22 chicos, y no me quiero olvidar que estuvimos en contacto permanente con los entrenadores de los clubes, que los tienen en el día a día. Nos apoyamos muchísimo en esas charlas, y esto es un trabajo de todos. Fue muy difícil cortar a los chicos que no han estado. Es la parte fea, cuando se habla de jugadores con tan poca edad, pero se les dijo que no es que no puedan volver, porque son ventanas y por decisiones técnicas o lesiones pueden regresar.

-¿Qué significa ser entrenador de la Selección de Mendoza? ¿Cómo es tu relación con la Federación?

-Estoy muy contento. Tengo 31 años, estoy desde muy chico en el básquet, y es un orgullo. Es el sueño de cualquier jugador y entrenador. Estar en la selección es lo máximo a nivel provincial. Al igual que Nacho Garitaonandía y Martín Pedregosa, lo tomé con mucha responsabilidad, tratando de estar a la altura. Con la Federación todo ha cambiado completamente. Está Enrique Tolcachier mucho más encima en los entrenamientos, y nos ayudó mucho con la experiencia. Han tratado de acompañar ese proceso a largo plazo para que sea algo serio y continuado. Es muy importante y es para valorar por parte de la Federación y de su presidente Nicolás Popón, con el que estoy en contacto. Han querido cambiar eso para que los chicos tengan otra contención y preparación.

-¿Cómo te llevas con tu cuerpo técnico?

-Con Nacho trabajamos juntos en Anzorena, y fue la persona que pedí como asistente porque conozco su capacidad, responsabilidad, y ganas de mejorar como entrenador. Estamos hablando todo el día por la selección. Formamos un vínculo de amistad, que es lo lindo del deporte. Martín se sumó después de hacer un gran trabajo con U15, y nos aportó su experiencia de vivir las ventanas de ese Argentino. Me gusta escuchar a las personas que están conmigo, aprender de ellos y que puedan aportar lo suyo en el equipo.

-¿Para qué creés que está esta Selección de Mendoza U13?

-El objetivo a corto plazo que nos pusimos es plasmar nuestro juego de intensidad defensiva y rotación de pelota. No queremos perder la esencia del U13, que disfruten del juego y estén sin presión. Queremos hacer un buen papel en cada partido, y llevarnos cada victoria. Somos locales y tenemos esa responsabilidad. El objetivo es pasar esta ventana, y si tenemos la oportunidad de superarla, la siguiente será más complicada por la talla de los rivales.

-Muchas gracias, Emi. Éxitos en lo que viene.

-Agradecer a cada chico por el compromiso del proceso, y a los entrenadores de los clubes, porque es un trabajo general y grupal de todos en la formación de los jugadores, y no solamente de los que estamos en la selección. Pido que acompañemos a los chicos este fin de semana, son cosas importantes para la formación. Estaría buenísimo que sientan ese apoyo por representar a Mendoza, porque todos son parte: entrenadores, plantel, y quienes no han quedado en el corte final.