De pie señores… se retira el NICA, uno de los mejores DT de la historia de nuestro básquet

0
1142

CLAUSURA 2021. SUPERLIGA. El último domingo, Eduardo Nicastro, dirigió su último partido como entrenador de básquet tras 35 años de una trayectoria intachable. Un DT con valores, leal, pasión y talento. Docente. Un grande dice adiós para disfrutar de su familia. Merecido descanso. Sin dudas, lo vamos a extrañar. 

El calendario marca que es día domingo  28 de noviembre. Las agujas del reloj, señala las 22.37 exactamente. El estadio Mario “Pelado” Herrera es una fiesta. Explota. San José le ganó a Macabi, barrió la serie semifinal por 2-0 y se mete en la gran final del certamen Clausura. Cerca de 400 personas cantan, gritan y desatan una locura. En el otro rincón, un rostro se llena de lágrimas. Se termina una etapa. Estamos hablando de Eduardo Nicastro, entrenador del Club Israelita Macabi.

FOTO: NICOLÁS RUSSO (SALTO INICIAL)

El gran “NICA” camina hacia la mitad de la cancha, abraza a cada uno de los jueces, los felicita. Misma actitud para con los jugadores del Santo. Llega el turno del encuentro con Facundo “Garza” Rubia, el mejor jugador de Mendoza de los últimos 15 años. Histórico jugador de la Selección Mendocina. Se encuentran, se abrazan. Un apretón que duró varios minutos. El estadio era una fiesta. Los gritos retumbaban. Pero, ellos dos, continuaban abrazos en la mitad de la cancha. Admiración mutua. Era el último partido de Eduardo Nicastro como Director Técnico. Una decisión tomada. Madurada, charlada con todos los integrantes de su familia. No importaba el resultado. Este certamen Clausura 2021, era la última función del NICA DIRECTOR TÉCNICO que todos conocemos.

Y el NICA se merecía una despedida de esta manera, con un abrazo leal de un jugador como el Garza RUBIA.

A Eduardo Nicastro lo avalan más de 35 años de trayectoria dirigiendo a distintos clubes en la provincia de Mendoza. Entrenador de la Selección Mendocina en innumerables ocasiones. Un verdadero formador de personas, más allá de lo deportivo. Por su forma de actuar, su influencia en el jugador, superó el rectángulo de juego. Un tipo pasional. Que vivía los partidos con la misma intensidad que cuando era jugador. Por esta razón, siempre estaba al límite. Coraje y actitud no le faltaron nunca. A sus equipos tampoco.

El Nica, un espejo para la camada jóvenes de entrenadores. Un docente. Un tipo que más allá de su experiencia, siempre estuvo abierto al diálogo, aprendizaje, progreso, evolución. Por ello, su conducción continúa intacta más allá de los resultados.

Minuto por favor. Señores de pie. Aplausos interminables. Se retira el NICA. Se aleja de las canchas. Llegó el momento de disfrutar de la familia.

La pasión y la actitud, sus mayores virtudes. Chau NICA. Te vamos a extrañar.

¿Sos consciente cuál fue tu mayor corte de redes?

La huella que dejaste en innumerables jugadores de básquet y entrenadores a lo largo de tu carrera. Ahí está la verdadera clave. Tipo leal, con valores, códigos. Ante de todas las medallas, una buena persona. El máximo galardón.