ALEJO ANDRÉS: «Somos como un grupo de amigos que sueña con el título»

0
338

APERTURA 2024. SUPERLIGA. Rivadavia Basquet dejó en el camino a Godoy Cruz y está entre los cuatro mejores. El base cordobés fue clave y habló con SALTO INICIAL sobre lo que dejó la serie y lo que le viene al Naranja.

LAS CLAVES PARA BARRER AL TOMBA

«Principalmente imponer nuestro ritmo de juego, que no jueguen posesiones largas ya que en el juego estacionado son buenos. En el segundo juego, era dejar a Lincheta con pocos puntos (NdR: terminó con cero puntos) y lo logramos«.

UN RIVAL AL QUE NO QUIEREN ENFRENTAR

«No creo que seamos un equipo incómodo. Nos costó mucho poder ganar en el arranque de la Zona Campeonato. Necesitábamos entrenar todos juntos y lo pudimos hacer. Ahora el rumbo está más marcado y somos un equipo diferente al del arranque del campeonato».

UN PASO ADELANTE EN LO FÍSICO

«Hay equipos que vienen muy bien físicamente. Un ejemplo es la Municipalidad de San Carlos, que son todos pibes y vuelan. Lo bueno es que supimos aprender bien la hoja de ruta que nos dieron, que era correr y defender bien arriba. Es el juego que necesitamos imponer desde un principio. Desde lo físico estamos muy bien para poder hacerlo«.

SOÑAR CON EL TÍTULO

«Obviamente que podemos soñar. Desde principio de temporada se vio que todos le pueden ganar a todos. Los de afuera nos quedamos para poder pelar el campeonato. No hay que desesperarse, ya que esto es muy largo y hay equipos muy buenos«.

EL RIVAL A ENFRENTAR

«No sé si podemos decir que descarto a uno para no enfrentarlo en semifinales. Godoy Cruz y Anzorena fueron de los mejores que se armaron. Ya sabemos que Rojo de la Sexta no lo vamos a enfrentar porque pasó San José. Tanto Atenas como San Carlos son duros, con cancha fuerte, se conocen como equipo. Cualquiera de los dos es un rival durísimo»

SENTIRSE UN RIVADAVIENSE MÁS

«Creo que la gente de Rivadavia me generó ese sentido de pertenencia. Hacía mucho que no sentía esta comodidad en un club. Los chicos de acá no nos hacen faltar nada, siento que juego con mi grupo de amigos y eso es algo hermoso. Yo vivo con Leonardo Solis, llega el fin de semana y los padres de los chicos siempre nos invitan a comer a sus casas. Te hacen sentir un rivadaviense más«.