La noche en que la Argentina puso un pie en la NBA

0
337
Sanchez y Wolkowyski debutaron hace 20 años en la NBA (FOTO: NBA)

NBA. El 31 de octubre de 2000 quedará grabado como la fecha en la que la NBA le abrió sus puertas a los jugadores argentinos, ya que el chaqueño Rubén «Colorado» Wolkowyski y el bahiense Juan Ignacio ‘Pepe’ Sánchez concretaron sus respectivos estrenos en la principal Liga de básquetbol del mundo.


Aun cuando otro bahiense, Hernán ‘El Loco’ Montenegro tuvo su primer contacto con la NBA a partir de haber sido elegido en el draft de 1988 (en el puesto 57 por Philadelphia Sixers), en donde también estuvo Jorge González, el fallecido gigante formoseño (2,30 metros), los primeros minutos oficiales de basquetbolistas argentinos los aportaron dos integrantes de la ‘Generación Dorada’.

El chaqueño Rubén Wolkowyski, en ese entonces con 27 años, sumó 11 minutos para Seattle SuperSonics, que perdió con Vancouver Grizzlies en Canadá, por 94-88. En ese lapso, el ex pivote de Quilmes de Mar del Plata, Estudiantes de Olavarría y Boca Juniors, entre otros, capturó dos rebotes y propició una tapa. Mientras tanto, en el tradicional Madison Square Garden de Nueva York, el bahiense Juan Ignacio Sánchez, por esos días con 23 años, vistió por 2´27″ la camiseta de los Philadelphia Sixers, que vapuleó al local New York Knicks en ese cotejo inaugural de la temporada, por 101-72. El base, ex Real Madrid, aportó dos asistencias en el breve tiempo en cancha. Sólo para detallistas quedará el hecho de que ‘Pepe’ ingresó «cronológicamente antes» que el ‘Colorado’, puesto que el encuentro en Nueva York empezó más temprano que el de Vancouver.

FOTO: NBA

«Fue algo muy especial, increíble, porque en el hotel Plaza, cerca del mediodía, el manager general del equipo, Billy King, me dijo que me cambiara que jugaba a la noche y a partir de ese momento no pude parar de hablar», contó el exjugador que forjó su carrera deportiva en la NCAA en la Universidad de Temple. «En un mundo que no estaba globalizado, me comuniqué con mi familia (sus padres; su abuela ‘Mimí’ y sus hermanos Ana, ‘Fefo’ y ‘Juanqui’) y con mis amigos sin poder parar de hablar», agregó en una nota que concedió tiempo atrás a la revista Basquet Plus.

FOTO: NBA

«El técnico Larry Brown no era de poner novatos, pero Tony Kukoc se le acercó y le dijo que como ganábamos fácil que me pusiera para debutar y así cumplí el sueño», rememoró ‘Pepe’, hoy encargado general del proyecto Bahía Basket en la Liga Nacional (LNB). Esa misma Liga Nacional había visto debutar al joven bahiense, casi seis años antes, con la camiseta del Deportivo Roca, con apenas 17. Al año siguiente se integró al Estudiantes de su ciudad natal (hoy Bahía Basket) y luego emigró a Estados Unidos para estudiar historia en la Universidad de Temple, además de ilusionarse con cumplir el sueño de participar de la competencia más importante en el básquetbol mundial. Sánchez integró durante cuatro años el conjunto de los Owls de Temple, la franquicia universitaria desde la que saltó a los Sixers, en la temporada 2000. En el conjunto de Filadelfia, el bahiense cumplió 24 partidos, luego vistió las camisetas de Atlanta Hawks (cinco encuentros, 2000-2001) y Detroit Pistons (nueve, 2002-2003).

FOTO: NBA

“Yo no quería ir al viaje a Holanda, tuvo que venir “Oveja” (Sergio Hernández, DT de Estudiantes de Olavarría por entonces) a mi casa a convencerme”, relata Wolkowyski sobre la participación de Estudiantes en la “Semana del Básquetbol de Holanda” de diciembre de 1999: “Holanda no es que fue importante, directamente fue todo para llegar a la NBA”, dice Wolkowyski: “ahí es donde me vieron los ojeadores de varios equipos, llegamos a la final en la que perdimos contra un equipo francés (Villerbaunne) y pude jugar muy bien (formó parte del quinteto ideal). El gran nivel de Wolkowyski, por entonces ya una figura del básquetbol sudamericano, continuó al empezar el año 2000: fue elegido MVP de la fase regular de la Liga Nacional en la que el “Bataraz” ganó 35 de los 44 partidos que jugó, y en las Finales nuevamente fue coronado como MVP, con el 4-3 de su equipo ante Atenas en una definición histórica. Después de las Finales de la Liga se tomaba un par de días de descanso pescando en el Río Paraná, una rutina de relax para él, apareció un llamado telefónico que pensó que era una broma. Le comunicaban que los SuperSonics de Seattle estaban interesados en él. Cortó la llamada rápidamente. Pensé que era una broma que solían hacer Chapu (Andrés Nocioni) o Pepe, en la Selección eran de hacer ese tipo de jodas, se hacían pasar por los periodistas, cambiaban muy bien la voz”, recuerda Rubén. Quizá si me decían de un club de Europa sí caía, ese era mi objetivo, llegar a Europa, ni pensaba en la NBA, agrega. Al rato se volvieron a comunicar y volvió a cortar. “Tuvieron que avisarle a mi suegro para que les conteste, ahí paré de pescar y se empezó a preparar todo”. El chaqueño Wolkowyski, en tanto, disputó dos temporadas en la NBA tanto con Seattle SuperSonics (34 partidos, 2000-2001) y Boston Celtics (siete, 2001-2002).

INFOGRAFÍA: INFOBAE

Ambos jugadores integraron la nómina del seleccionado albiceleste subcampeón del mundo en Indianápolis 2002 y ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, las máximas conquistas de un plantel que se erigió -por aquellos años- en referencia de excelencia. Los dos argentinos también oficiaron como una suerte de «adelantados» de otros compatriotas que luego pasaron por la Liga más competitiva del mundo. En esa nómina brilló Emanuel Ginóbili pero también resultaron protagonistas Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino, Fabricio Oberto, Walter Herrmann, Pablo Prigioni, Nicolás Laprovíttola, Nicolás Brussino y Patricio Garino.

FOTO: AFP