¿Qué es de la vida de… MARCELO «TUCO» MARTÍN?

0
1097
El Tuco Martín y su mejor ofensiva: su familia. / Gentileza.

SALTO EN EL TIEMPO. Ídolo y símbolo de Anzorena. El «Tuco». Tipazo y jugadorazo. Arrancó a picar le pelota a los 7 años y metió su último triple a los 36 años: ¡21 años en primera división!. Siempre con la misma camiseta. Pero, por su nobleza, valentía, respeto y solidaridad, el «Tuco» es un emblema del básquet mendocino. Es de todos. Y brilló con la Borravino. Campeón 2005 y 2001 con el Rojo de la Sexta e integrante del plantel que en el 2006 arrasó en Mendoza. Un crack con todas las letras adentro y afuera de la cancha. 

1 – ¿Continúas ligado al básquetbol?

– Si, siempre desde que dejé de jugar, he seguido ligado al basquet. Actualmente como papá, de mi hijo Facundo, que juega en las inferiores de Anzorena y como dirigente de la actual comisión directiva. 

Año 2014 junto a otros ídolos de la Catedral: Edu Martín; Papa Rodríguez; Mano Garcés y Facundo Rubia. / LOS ANDES.

2 – ¿A qué te dedicás?

– Soy Contador y trabajo como Gerente de administración y finanzas en la Cooperativa Farmacéutica de Mendoza desde hace 21 años. 

Gentileza: Ovación (Diario Uno).

3 – ¿Familia?

– Mi señora Emilia y mis 2 hijos: Facundo e Irina. 

4 – ¿Un quinteto ideal de compañeros y otro de rivales?

– Es difícil elegir un quinteto, porque siempre jugué con enormes jugadores y seguro alguno queda afuera, se me vienen a la cabeza dos quintetos como compañeros de la Temporada 95-96: Papá Rodriguez, Paco Fernández, Pato Cabral, Garza Cantalube y Tuco Martín.

Campeón 2005. Equipazo de Anzorena.

2001: Eduardo Martín, Mula y Garza Rubia, Juan Manuel Rodríguez y Tuco Martín. 

Campeón anual 2011 con un equipo made in Anzorena. Amor por la camiseta. / Gentileza.

Con respecto al equipo rival: Andrés Brozovick/David Ibañez, Sergio Peralta, Tacho Sarmiento, Rodolfo Zagaglia y Pablo Melo. Equipazo. 

5 – ¿Un jugador que siempre admiraste?

– Un jugador que admite siempre como compañero e ídolo de Anzorena: Alejandro Corti. 

6 – ¿Un entrenador?

– Uhhh acá también, es una pregunta difícil, porque tuve excelentes entrenadores a lo largo de toda mi carrera, de todos aprendí muchísimo y me formaron como jugador y persona: Manolo Garces ( el que me enseñó a picar una pelota), José Leyton, Walter Vargas, Eduardo Nicastro, Bicho Bisole y Walter Gutiérrez, ¡todos unos fenómenos!

7 – ¿Un árbitro?

– Mario Aluz

8 – ¿Un club rival más difícil?

– El Club Mendoza Regatas

9 – ¿Tu cancha favorita?

– La Catedral del Basquet de Mendoza: Anzorena

10 – ¿La cancha más difícil?

– Centro Cultural Israelita. 

11 – ¿Tu mejor partido?

– Se me vienen a la cabeza dos partidos, uno el día que hice los 11 triples en el 2004, siempre nos acordamos con Walter Gutiérrez de ese partido, porque nadie sabía que había batido el récord de 10 triples, recién nos enteramos al otro día en el diario.  Y ese partido me sacó 5 minutos antes,si me hubiera dejado hasta al final, no se cuanto hacía. (risas), me salían todas y el segundo en la final del año 96 contra UNCuyo, definí el campeonato con un tiro libre y salimos campeones (Torneo de la Asociación de Clubes). 

12 – ¿Un campeonato?

– En 1995, Anzorena llevaba 23 años sin salir campeón y en el 2001, que por fin le ganamos un campeonato a Regatas. 

13 – ¿El mejor norteamericano que viste en Mendoza, como rival o compañero?

– Patrick Releforf y Alfred Collins. 

14 – ¿Un club?

– La Asociación Deportiva Anzorena, mi segunda casa. 

15 – ¿Qué siginificó el básquet en tu vida?

– El basquet fue y es todo en mi vida. Me formó como persona, como jugador y en mi vida profesional. Entendi el esfuerzo, la disciplina y el trabajo en equipo. Mis amigos de la vida son y me los dio el basquet. Soy un agradecido de este deporte que me dio todo y en la actualidad poder compartir esta pasión con mi hijo Facundo. 

El sucesor.. su hijo. Pinta para crack también. / Gentileza.

16 – La última, ¿un directivo que te haya marcado?

– Son dos: Luis Malnis y Hugo Marchetta. Unos fenómenos. En el año 1995 eran presidente y vicepresidente.  Cuando salimos campeones estaban los dos abrazados de rodilla en la mitad de la cancha. Impresionante e inolvidable.