Ideal para la cuarentena: los 20 mejores documentales y películas de básquet

0
1546
Michael Jordan protagonista de Space Jam. El año que viene se estrenará la versión dos con Lebron James

CORONAVIRUS. A partir de los años 80, el básquet comenzó a recuperar el terreno perdido y hoy, con tantas plataformas, hay más material. Reseña de las principales obras.

El básquet no es, justamente, un deporte que se haya desarrollado mucho en la industria cinematográfica. A nivel mundial seguramente ha sido el boxeo el que mejor aprovechó la pantalla grande (ahora chica también), sobre todo por poseer la épica y el dramatismo que una pelea generalmente conlleva, y además por tener una idiosincrasia social muy especial y distinta al de las otras actividades deportivas. En Estados Unidos, por caso, incluso el béisbol y el futbol americano, los otros dos deportes top del país, tienen un mayor número de obras. El básquet, pese a ser el segundo más popular y con más federados en el mundo, recién ocupó un lugar destacado a partir de los años 70 y sobre todo los 80. Y, en general, las tramas se han centrado más en lo cómico que en lo dramático, buscando enfocarse más en las habilidades atléticas casi sobrehumanas de los jugadores que en contar historias de peso. Sin embargo, hay algunas que llenan todos los casilleros correctos y que no sólo tratan de mostrar cuando la pelota naranja entra en el aro en el último segundo, sino que lo llevan a otro nivel, buscando que el básquet sea una excusa para contar una historia emotiva e inspiradora. En los últimos años, con la irrupción de otras plataformas y sobre todo con la aparición de Netflix o Amazon y con la apuesta que hizo ESPN a las producción de documentales con la sección 30×30, el básquet ha recuperado parte el terreno perdido. Y hoy, aprovechando la extensión de la cuarentena, les vamos a dejar al menos 20 rodajes, entre filmes y documentales, que no pueden perderse si quieren conocer la historia de este hermoso deporte.

PELÍCULAS:

Hoosier: Más que ídolos (1986)

El diario USA Today, a través del voto popular, la coronó como la mejor película deportiva de todos los tiempos. Basada en hechos reales, sucedidos en la década del 50, este filme es un hermoso drama que cuenta la historia de un equipo pequeño (el secundario Milan de Indiana) que supo ganar la final estatal pero detrás de ese éxito está la esencia del deporte, del básquet, como ninguna otra pudo reflejar. Gene Hackman desborda su talento interpretativo como el coach de aquel high school que vuelve a tener una oportunidad en la vida, pero no está sólo. Hoosier tuvo dos nominaciones al Oscar en 1987: mejor actor de reparto (Dennis Hopper, en el papel de Shooter, estrella del equipo) y a la mejor banda sonora (Jerry Goldsmith). Una obra pequeña pero inspiradora, que habla de la ética, del amor por el trabajo y de la importancia del juego colectivo en este hermoso deporte. Un filme que, sin pretensiones, puso la vara muy alta para las películas de básquet que vinieron en las décadas siguientes.

Pistol: The Birth of a Legend (1991)

Uno de los filmes que es necesario sacar del olvido cinéfilo y basquetbolístico. Hablamos de aquel dirigido por Fran Schroder que se centra en la infancia y la juventud de uno de los mayores talentos que han pisado una cancha: Pete Maravich. Pistol Pete, como lo apodaban, fue mucho más que un base blanco que brillara en la NCAA y la NBA (10 años). Resultó un ícono de una época romántica y una figura inspiradora para toda una generación que soñaba con convertir en arte a lo que se dedicaba. Un malabarista, un anotador puro y, sobre todo, una leyenda. Maravich ingresó al Salón de la Fama en 1987 y falleció meses después (1988), repentinamente, en un partidito de básquet, con sus hijos, a los 40 años.

White Men Can’t Jump (1992)

Esta película, grabada en California, sobre todo en el mítico playground de Venice Beach, incluye varias de las mejores escenas de básquet que sirvieron como inspiración para que más de uno de nosotros quisiéramos salir a jugar un picadito en una cancha callejera y que sonaran esas redes de cadenas. El espíritu del básquet callejero, de donde salieron varias de las grandes figuras profesionales, está muy presente en la trama. Wesley Snipes (Sidney) es un jugador talentoso, dotado físicamente como buen atleta negro y, por ese cantidad de recursos, también un tipo muy arrogante. Woody Harrelson (Billy) es el blanco, el que no puede saltar como reza el título del filme, más humilde, sin la ropa que “debería usarse” para jugar esos picones, pero con talentos “ocultos” que le permiten competir contra Snipes y luego juntarse con él para disputar partidos por dinero contra otros rivales. Los personajes son profundos a pesar de ser una simpática y ágil comedia. Y la trama tiene cosas de drama, ya que el tema racial está presente y el básquet quede como un nexo para unir a personas distintas y con recelos internos. Las actuaciones de los protagonistas, personajes con tensiones, problemas socio económicos y una extrema competitividad, son muy buenas, dentro de esta producción de 20th Century Fox que dura 115 minutos.

Blue Chips / Ganar de Cualquiera Forma (1994)

Película que aborda el siempre interesante drama oculto detrás del reclutamiento de talentos en Estados Unidos. Las presiones y las tentaciones que existen -en especial- en el ámbito universitario para seducir a los mejores atletas. Una organización deportiva que mueve millones de dólares pero cuyos principales protagonistas, los jugadores, no cobran dinero. Así es que, muchas veces, hay dólares o beneficios bajo la mesa. Y esta es la trama que tiene muy poco para ofrecer desde lo fílmico pero sobresale por el tema que aborda y por el particular mix en el reparto actoral. Por un lado, la apuesta al gran Nick Nolte como el coach verborrágico, de carácter fuerte, que siente cómo las presiones por hacer ganador a un programa exponen sus contradicciones. Y, por otro a jugadores que ya se iniciaban en la NBA, liderados por Shaquille O’Neal y Penny Hardaway, las dos estrellas de Orlando por esos años. Ambos son los prospectos que son seducidos por Nolte, su discurso y “beneficios”. La narración de este producto hollywodense se posa sobra la ética y las cosas que uno está dispuesto a hacer para ganar.

Hoops Dreams (1994)

Un documental top que transita los cuatro años de secundario de dos jóvenes afroamericanos (William Gates y Arthur Agee) pero va más allá de ese periplo que transitan buscando convertirse en profesionales del deporte que aman. Una obra larga (171 minutos) que retrata los claroscuros de una sociedad dominada por el racismo y la lucha de clases. Un relato emocionante, montado con un oficio envidiable que ningún cinéfilo debería dejar de ver, independientemente de su afinidad (o no) por el deporte. Fue el mejor documental en el Festival Sundance en 1994.

Space Jam (1996)

Hablando de Hollywood, caemos en la película de básquet más taquillera de la historia (140 millones a nivel mundial, con un impacto comercial de 5.000 millones), la pieza que –nada menos- supuso el mítico desembarco de Michael Jordan en el cine, con una apuesta arriesgada que incluía (actores) humanos con animaciones. Terminó siendo una obra que, pese a no tener un gran guión ni una excelsa dirección, alcanzó un éxito mundial gracias a la presencia de MJ y varios jugadores de la NBA. En la trama, MJ entrena a Bugs Bunny y los Looney Tunes para enfrentar en un reto intergaláctico a los Monstars, seleccionado extraterrestre de malvados que ha robado las habilidades de los otros NBA (Charles Barkley, Pat Ewing, Larry Johnson y Mugssy Bogues, entre otros) y amenaza al planeta tierra. Tal impacto generó que, 24 años después, ya se filmó Space Jam 2, nada menos que con LeBron James, el Rey que sigue en alto nivel y aún da pelea (a MJ) en la discusión por saber quién es el mejor jugador de la historia.

Rebound: The Legend of Earl «The Goat» (1996)

Esta película es la dramatización de la vida de Earl Manigault, uno de los mejores jugadores callejeros entre las décadas del 60 y 70. Apodado The Goat (La Cabra), este explosivo base de 1m85 vivió una infancia durísima en Harlem (Nuew York) y nunca alcanzó su potencial debido a la cruda realidad que lo rodeaba y a una adicción que lo limitó cuando estaba cerca de lograr sus sueños. Pero Rebound, en la que el actor Don Cheadle interpreta genialmente a Manigault, no sólo reconstruye la leyenda de este jugador que ganó su fama jugando en las canchitas callejeras de Nueva York, sobre todo en el mítico playground de Rucker Park. También de redención y encontrar nuevos caminos, ya que The Goat, cuando salió de la cárcel, dedicó su vida a que los chicos salieran de las calles y se centraran en el básquet y los estudios.

He Got Game / El Juego Sagrado (1998)

Una interesante película dirigida por Spike Lee, muy bien actuada por Denzel Washington y con la sorprendente aparición de Ray Allen, un jugador NBA que en ese momento surgía fuerte en Milwaukee y se destacó en el papel de Jesus Shuttlesworth, tal vez el mejor prospecto del nivel secundario en Estados Unidos. El filme relata la relación de Jesus con su padre, un criminal al que el gobernador del estado le promete dejar en libertad si convence a su hijo de enrolarse en su universidad. Spike, seguidor mítico del básquet y de los Knicks, le da rigor basquetbolístico a esta obra estrenada en uno de los momentos de mayor auge de la NBA.

Coach Carter (2005)

Película basada en la historia real de Ken Carter, entrenador del secundario Richmond. Un hombre que se hizo cargo de un equipo descarrilado (en lo social y en las aulas) y lo convirtió no sólo en un equipo ganador, sino también en un grupo de jóvenes con un futuro académico y alejado de las calles, utilizando unos métodos muy estrictos y poco convencionales. Un filme cuya parte deportiva es una excusa para denunciar, entre muchas cosas, el sistema educativo de Estados Unidos​. Una clase de ética que deja claro la importancia de la educación y la responsabilidad durante la adolescencia. La gran actuación de Samuel Jackson, en el papel del duro y exigente DT del equipo, le da un plus a este emotivo filme.

Glory Road / Camino a la Gloria (2006)

Basada en la historia real de la pequeña universidad de Texas Western y su camino hacia el torneo nacional colegial a mediados de los años 60. Refleja la tensión racial de la época y la forma en que el coach Don Haskins (interpretado por Josh Lucas) cambió la mentalidad de muchos tras formar un equipo cimentado en el talento, el buen juego y la competitividad más que en la raza. Fue premiado en los ESPY Awards como el mejor filme deportivo de ese año.

DOCUMENTALES

Without Bias (2009)

FOTO: ESPN

Este documental, la quinta pieza de la reconocida serie 30×30 de ESPN, es uno de los más dramáticos porque Len Bias tenía todo para ser una estrella NBA (portento físico de 2m06 que había brillado en la Universidad de Maryland), para marcar una nueva era, pero su carrera terminó en una tragedia, apenas 36 horas después de ser elegido en el draft de 1986, cuando fue encontrado muerto por una sobredosis de cocaína. Con testimonios de familiares, amigos y compañeros se reconstruye qué pasó en las horas posteriores a aquella selección en la posición N° 2 por parte de Boston, en ese momento actual campeón y equipo más ganador de la historia. Y, también, qué pasó en los meses sucesivos, con el juicio a los responsables de no parar una tragedia evitable (el famoso círculo íntimo de las estrellas), y con la aprobación de una nueva ley federal para endurecer penas por posesión y tráfico de drogas. Un caso que sirvió para visualizar este flagelo en una época de muchos abusos en USA, una trama que dejó claro lo peligrosas que pueden ser las drogas “sociales”, no importa cuanta fama, talento y millones se tengan. Disponible en ESPN Play.

Once Brothers (2010)

Uno de los mejores documentales deportivos de la historia, la mejor pieza de la serie de documentales de ESPN que narra las historias top del deporte. “Alguna vez hermanos” cuenta, durante 90 minutos, cómo se rompió una amistad entrañable entre las dos principales figuras de la selección yugoslava, el serbio Vlade Divac y el croata Dražen Petrovic, como consecuencia del trasfondo político-étnico-religioso-económico que dividió a los eslavos durante décadas. Ambos se habían hecho muy amigos en la selección y en Estados Unidos (ambos jugaban en la NBA). Justamente el detonante se produce el 20 de agosto de 1990, luego de disputarse la final del Mundial en Argentina, cuando Divac le arrebata una bandera croata a un hincha que ingresó al campo a festejar el título mundial en el Luna Park. Una relación que luego, ya con la guerra civil desatada en Los Balcanes (de 1991 hasta 2001, que produjo 150.000 muertes y la disolución de la República Socialista de Yugoslavia), nunca pudo reconstruirse y dejó un vacío difícil de llenar con la temprana muerte de Petrovic, en 1993. Disponible en ESPN Play.

El Dream Team (2012)

FOTO: USA BASKETBALL

Este documental relata la historia del mejor equipo que jamás haya pisado una cancha. Cómo se conformó, su intimidad y llegada a la cumbre, apabullando rivales. Un plantel que, repleto de superestrellas que quedaron en la historia y la memoria colectiva, significó el desembarco de los NBA en el ámbito internacional, primero en el Preolímpico de Portland y luego en los recordados Juegos Olímpicos de Barcelona. Con la idea de recuperar la hegemonía mundial (USA había perdido el oro en tres de los últimos cinco Juegos) y, a la vez, de expandir la NBA en todo el mundo. Un equipo que trascendió el básquet y el deporte, que aún hoy despierta la admiración popular. El único y verdadero Dream Team. Lo que pasaba en aquella época, lo que significó ese equipo que tuvo a Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley, Pat Ewing, David Robinson, John Stockton, Karl Malone, Clyde Drexler, Scottie Pippen, Chris Mullin y Christian Laettner (figura universitaria que daría el salto a la NBA). Superestrellas que lideraban a sus equipos en la NBA, que competían por ser campeones del mundo en su liga, pero un día se juntaron para volver a dominar el básquet mundial. El documental es un retrato de cómo se gestionaron los egos para conformar una equipo soñado, con acceso a la intimidad de cómo fue la relación entre ellos fuera de la cancha y cómo la extrema competitividad en los entrenamientos terminó de forjar a fuego esta leyenda. Disponible en Youtube.

The Announcement (2012)

FOTO: ESPN

Otros de los documentales de 30×30 que aborda la historia del retiro de Magic Johnson tras ser diagnosticado como portador del virus VIH y la reacción de la sociedad y la misma NBA cuando el base de los Lakers shockeó al mundo con una noticia que cambiaría muchas cosas en el deporte y la comunidad. Fue un jueves 7 de noviembre de 1991, a los 32 años, cuando todavía era una estrella mundial y venía de disputar la final contra los Bulls de Jordan. Hablamos de una enfermedad que, en esa época, era una sentencia de muerte. Hoy, casi 30 años después, Johnson sigue vivo, siendo el mejor ejemplo de que se puede vivir con el virus. En esta obra, Nelson George (director que se especializó en contar historias de afroamericanos) y NBA Entertainment documentan el increíble y emotivo periplo que Magic inició ese día y cuál ha sido su actitud (y éxito) y mensaje en las dos décadas siguientes.

Kobe Bryant Muse (2014)

Producida por Showtime, dirigida por Gotham Chopra, con una duración de 105 minutos y con una absoluta participación de Kobe, la obra aborda la parte más inspiradora de la estrella trágicamente fallecida, sus atributos más allá de los logros deportivos y los sacrificios que hizo para llegar a la grandeza. Una joya impecable desde lo cinematográfico, con una narrativa profunda y un hermoso uso de la música. Una pieza que recoge los testimonios en primera persona del mito poco antes de su retiro y la ascensión al olimpo de aquel niño tímido que ensayaba jugadas con sillas como rivales imaginarios y se enamoraba de la NBA gracias a los videos que le enviaba su abuelo desde Estados Unidos. El documental alterna los mejores momentos de Bryant con el proceso de recuperación de la grave lesión de tendón de Aquiles que supuso el principio del fin de su carrera. Kobe explica cómo creo su alterego para lidiar con la incertidumbre que rodeó a aquella temporada de la grave lesión. Una forma resumida de conocer a uno de los diez mejores jugadores de la historia del básquet mundial. Y el legado de una superestrella apasionada que dejó su última gota de sudor para lograr su mejor versión y hacer lo que amaba. Disponible en Youtube.

Iverson (2014)

Una pieza que desnuda, sin filtro, la (muy difícil) vida y carrera de uno de los más espectaculares anotadores de la historia, un escolta de apenas 1m83 que regaló centímetros pero mostró una determinación inclaudicable para convertirse en una estrella que dejó su huella en todo sentido. Pudo serlo de la NFL, lo terminó siendo en la NBA. Otra estremecedora historia de superación de un chico que padeció la pobreza (en Hampton, Virginia) y, por el contexto que lo rodeó, pudo no ser la estrella que hoy conocemos. Por caso, el documental relata cómo, a los 17 años, Iverson se vio involucrado en una batalla campal en un bar que lo llevó a la cárcel por varios meses y atrasó su llegada a la NBA. Se detiene en los altos y bajos de una trayectoria que lo tuvo todo, incluyendo problemas con la ley, con parejas y hasta con la dirigencia NBA. Una estrella que no nunca tuvo miedo de ser juzgado, que fue consciente de sus errores y les hizo frente. Un representante de la cultura hip hop que marcó a una generación de jóvenes que lo vio cómo su espejo, como una inspiración de que el sueño era posible… Disponible en Netflix.

El camino del oro (2015)

El documental de ESPN Destino Confidencial tiene una tercer capítulo top que bucea sobre el fenómeno deportivo y cultural que ha sido la Generación Dorada del básquet argentino. Un equipo mítico, un grupo granítico de amigos, que shockeó al mundo durante una década, arrancando con el subcampeonato mundial en Indianapolis 2002 y tocando el cielo con las manos con el oro olímpico en Atenas 2004. Cómo y por qué este seleccionado rescata la tradición de este deporte en el país pero lo lleva a niveles insospechados. Disponible en ESPN Play/Youtube.

The Carter Effect (2017)

Vince Carter es hoy conocido por ser el jugador más veterano de la NBA. A los 43 años sigue reinventándose y sorprendiendo con su vigencia. Pero este no es su principal logro. El alero fue el responsable de revolucionar a una ciudad (Toronto) a partir de su elección en el draft por los Raptors, en 1998. El documental cuenta cómo Canadá, un país casi sin cultura basquetbolística (el hockey sobre hielo era todo allí), despegó con la Revolución Vince. Una locura, una Vinsanity, como apodaron a Carter. También lo llamaron Air Canada, por su increíble capacidad que lo convertía en una aerolínea, de aquel país hacia el mundo. Los Raptors, con poca gente en su estadio y con poca difusión desde su arribo a la NBA en 1995, podrían haber corrido la misma suerte con los Grizzlies de Vancouver, que tuvieron que dejar la NBA y desaparecieron. Pero Carter cautivó con su estilo espectacular y los Dinos no sólo se mantuvieron. Hoy son los campeones de la NBA y el país es un gran semillero de jugadores en el mundo. La trama relata aquella fiebre y luego la relación, con idas y vueltas, entre los hinchas y Carter, desde que el jugador decide irse de la franquicia y luego cuando regresa con otros equipos. Disponible en Netflix.

Jugando con el Alma (2018)

Primera serie documental de la Generación Dorada que, durante cuatro capítulos de media hora, relata los orígenes y el desarrollo del mejor seleccionado del deporte argentino. Reconstruye el rompecabezas desde adentro, a partir de imágenes de archivo y testimonios inéditos encontrados luego de que sus productores recorrieran más de 8.000 kilómetros. Esta pieza busca las bases de este místico grupo de jugadores, en los clubes, en sus familias y en el corazón de las ciudades donde jugaron. No faltan tampoco las grabaciones caseras de los integrantes, que permiten el ingreso a la intimidad y ayudan a entender la filosofía de este plantel que dejó su huella a nivel mundial. Disponible en Netflix.

Dennis Rodman: for Better or Worse (2019)

Otra hermosa pieza de la saga 30×30 de ESPN: la apasionante vida del Gusano. Con material exclusivo, hallazgos poco conocidos y grandes relatos de compañeros y del mismo Rodman. Comienza con el abandono por parte de su padre, sigue con partida de la casa de su madre y los problemas escolares, un combo que pudo terminar con él, como tantos otros, traficando drogas o en un cementerio. Una impresionante historia de superación que incluyó trabajos por cinco dólares diarios, ser homeless y hasta caer preso. El básquet tiene su lugar: se explica cómo el chico que no sabía jugar logró marcar una época, explica su estudiada forma para bajar rebotes y la importancia que su papel tuvo en dos equipos que hicieron historia (los bicampeones Pistons y los tricampeones Bulls). También relata las peleas internas que llevaron al Gusano a estar a punto de suicidarse… Una obra que demuestra que hay personas que persiguen más que dinero, fama, títulos y logros personales. “Sólo quería que alguien me cuidara y amara”, admitió Dennis en la avant premiere. Disponible en ESPN Play.

Plus nacional 2×1:

Alma Naranja con El pibe de 40 y el Secreto de los Spurs

El canal DeporTV produjo una serie de documentales para contar el pasado, presente y futuro del básquet argentino y uno de ellos fue el especial de Manu para conocer a fondo el fenómeno Ginóbili. Son 85 minutos para saber de dónde salió y cómo se construyó esta estrella mundial que dejó su legado en el país y en Estados Unidos. Como la historia del bahiense en indivisible de los Spurs, no se entiende su impacto sin SAS y tampoco a la franquicia texana sin el argentino, podemos sumar un especial de 43 minutos para entender el modelo Spurs, la fórmula de Gregg Popovich para crear un familia en San Antonio y cómo Tim Duncan, Tony Parker y el propio Manu fueron sus especiales soldados.

FUENTE: JULIAN MOZO – INFOBAE

LINK DE LA NOTA

https://www.infobae.com/america/deportes/2020/05/01/ideal-para-la-cuarentena-los-20-mejores-documentales-y-peliculas-de-basquet/