Cambio de timón en el básquet masculino de General San Martín

0
982

 

El periodista deportivo Pato Aguilera es el máximo responsable del básquet de GSM. / SALTO INICIAL.

SUPERLIGA. Patricio Aguilera es el máximo responsable del básquet de la «S», tras el alejamiento de Augusto Carignano. ¿Cuál es el proyecto de la S? ¿Por qué se fueron los jugadores históricos? Habla el periodista, hoy dirigente deportivo.

Resta menos de un mes para que vuelva la actividad del básquetbol en la provincia de Mendoza con el Torneo Vendimia, certamen que año tras año toma mayor dimensión. SALTO INICIAL, fiel a su costumbre, recorrerá todos los clubes de la provincia para conocer a sus directivos, sus proyectos, formativas, primera división. El primer club que nos abrió las puertas en el 2020 fue General San Martín, club emblema de nuestra actividad y que históricamente se ha caracterizado por ser una fuente inagotable de talentos. Campeón absoluto del básquet local en la década del ’50 y campeón de todo a partir del 2005 hasta el 2010 con un ascenso a la Liga B y un 80 por ciento de jugadores formados en el club.

Cambió de timón en el básquetbol de la «S». Es que desde agosto del año pasado, dejó su cargo Augusto Carignano, hoy secretario del club; y el básquet quedó en manos de «Pato» Aguilera, periodista especializado en fútbol, pero con un pasión por el básquetbol desde su infancia. Ex jugador de Sayanca y Mercado. Junto a Aguilera trabaja una subcomisión de padres, que tiene como máximo y único objetivo inmediato: cuidar, desarrollar y levantar el básquet formativo de la institución.  

-Jugaste al básquet, sos periodista , papá, hiciste el curso de entrenador de básquet y ahora dirigente. ¿Cuál es la tarea más difícil?

-Aclaremos que como jugador fui malo. Sin embargo, tuve a los mejores como Cacho Moyano y Rafa Mascaro. Pero, no fue culpa de ellos mi desempeño. En todo lo demás, me defiendo y trato de aprender y perfeccionarme día a día en cada una de las áreas que desarrollo. Es difícil ser dirigente porque hay que ser objetivo y pensar en todos más allá de si fuiste bueno o malo como jugador. Es otra cosa. Me gusta como buen periodista, que todos estén contentos y ser frontal. Esa característica, muchas veces me juega una mala pasada, pero sigo eligiendo las cosas claras y de frente. Como papá, es muy difícil ser neutro, es lo más difícil de todo.

– En el ambiente del básquet, sorprendió y mucho tu irrupción como dirigente. ¿Cómo está hoy el club General San Martín y cuál es objetivo?

– El club tiene un presidente, Rubén Bocanegra, y su comisión con mucha gente del básquet que aportan su granito de arena para mejorar la disciplina. Padres muy entusiasmados y comprometidos. Desde la Subcomisión de basquet con Paola Angella, Roberto Chaves, Fernando Ortiz, Mariana Molina, Daniel Aamin y Rodrigo Herrero y junto a los delegados de cada categoría, estamos trabajando para que se produzca un proyecto deportivo formador de 4 a 5 años. Y lo mejor que le podía pasar a nuestro básquet es que Germán Sánchez, jugador histórico del club y DT, será nuestro manager. Tiene un sentido de pertenencia único y a eso hay que sacarle el máximo provecho. Con respecto a mi aparición en el básquet, volví por mis hijos y mis amigos. El ambiente del básquet de Mendoza estuvo muy cerca de mi familia, cuando mi hijo tuvo un problema de salud, por lo tanto siento que este es mi lugar. Nuestro lugar. Tengo que estar acá. Y me gusta mucho la gestión.

– Hace unos días, anunciaron desde las redes sociales del club, la llegada de David Suárez a la primera división…

– En el último certamen, se retiró de la actividad un emblema del club, Juan Pablo de Casas. Pero, se suma a nuestro proyecto para que nuestras ideas estén coordinadas con gente que ama y siente al club como nadie. Buscamos un staff de técnicos que trabajen para un proyecto a futuro y no para resultados inmediatos. Por esta razón, pensamos que David Suárez es ideal, sumado a Mauricio Núñez en los más chiquitos, la base de nuestra pirámide. También sumaremos uno o dos profes más. Queremos formar una camada de jugadores que nos den un futuro sin necesitar refuerzos en nuestra primera. Estamos convencidos que el mejor refuerzo, será invertir en nuestros jugadores de la cantera.

– General San Martín logró la permanencia en la Superliga. Ya está el entrenador, cómo encararán el próximo Apertura….

– Muchos jugadores decidieron no formar parte de este nuevo desafío. Nosotros estamos agradecidos de todos y las puertas siempre estarán abiertas para todos nuestros campeones. Vamos a afrontar esta Superliga con una idea clara de mantenernos y que chicos que estuvieron en el club o que están hoy en el club, tengan su oportunidad y minutos. Estamos confiados en cómo vamos a armar el plantel, David es un técnico que seduce a muchos jugadores porque saca lo mejor de ellos. Ya hay jugadores que quieren acercarse porque esta David. No vamos a traer refuerzos extranjeros, salvo que alguien se acerque y quiera colaborar con ello. Pero, todo estará manejado por nuestro DT y managers que conocen mejor que nadie nuestras ideas y prioridades.

– El rumor es muy fuerte, ¿GSM vuelve a presentar Nivel DOS?

– Vamos a realizar un esfuerzo con los papás y la subcomisión para que tengamos un Nivel 2 que les permita a jugadores en formación tener roce de competencia más fuerte y no tan exigente como la Superliga. Esto provocará que muchos jóvenes vuelvan al club y que muchos se queden a seguir trabajando para tener un lugar. Mirá, de algo estamos seguros, buscamos formar jugadores y buenas personas, pero también somos conscientes que somos un club de básquet y vivimos de las glorias deportivas. Por eso, las ganas y el sacrificio para lograr los objetivos no se negocian. Tenemos que tener paciencia y como decimos nosotros «Todos juntos hacemos un mejor básquet». Sabiendo que tenemos futuro y jugadores jóvenes, y algo de eso se vio en la reválida con Murialdo.

– Por último, en el mes de marzo, habrá elecciones en la Federación Mendocina de Básquet. El club San Martín siempre jugó un papel fundamental. Con su apoyo, Oyarce llegó a la presidencia en el 2012. Luego, con Augusto Carignano, se convirtió en oposición. ¿En qué situación se encuentran hoy?

-Es una opinión muy particular. Considero que se hicieron cosas muy bien y otras con errores. Pero, es momento de dejar peleas personales, chicanas y hay que trabajar por un básquet diferente, que nos empiece a dar frutos en las Selecciones de diferentes categorías. Necesitamos un objetivo y trabajar todos comprometidos. No siempre pensando en el club propio sino pensando en el básquet en general. Apoyaré la candidatura de Pablo Ferlaza. Estoy convencido, que es la persona indicada que logrará ese cambio en el básquet de Mendoza. Hoy, la provincia tiene a Ricardo Oyarce como gerente en la CABB y puede aportarnos algo. Tengo la suerte de pertenecer a APREBA una asociación de periodistas de todo el país relacionado al básquet y realmente no podemos no tener un equipo en la Liga Nacional. Aprovechar nuestros jugadores y que se conviertan en la puerta para otros. Necesitamos un trabajo serio y formador en los clubes, donde se trabaje lo que tenemos en casa y no buscar siempre afuera lo que ya está armado. Hay que sacarse la careta y animarse a formar jugadores.

– ¿De qué lado te sentís más cómodo, periodista o dirigente?

– Es complicado estar del otro lado. Tiene razón la gente cuando dice que ustedes son bravos (risas). Hablando en serio, agradecerle a Salto Inicial por la difusión del básquet y todo lo que hacemos en el club. Por último, quiero pedirle a todas las personas que forman parte de la historia del básquet de Pacifico, que se acerque, que se sume y que vuelva al club. Estamos buscando unir a todos, que nos ayude a formar el futuro con paciencia y pensando en nuestras bases. Hay muchos dirigentes que pueden dejarnos sus experiencias y ayudarnos a que las bases sean firmes, por eso ojalá esta entrevista le llegue a mucha gente que quiere al club y por algún motivo se alejó.