Todo rojo (y Colorado)

0
644
Nicolás Aguilera estuvo imparable en el cierre. Foto: Nicolás Rios

CLAUSURA 2019. SUPERLIGA. CUARTOS DE FINAL. Nicolás Aguilera calentó la mano, el partido y la serie. Par-ti-da-zo del Colo para que Anzorena gane 88 a 84 y que los cuartos ante Macabi se definan en el tercer partido.

Qué distinto es. Un diferente, tocado por la varita y nacido para vestir el manto rojo. Nicolás Aguilera es hijo pródigo de Anzorena y lleva el escudo del equipo de la Sexta tatuado en el corazón. Así lo vive y así se nota desde afuera. Tardó quince minutos en anotar su primer doble, estuvo durante el primer cuarto bien contenido por Andrés Llaver y no había podido convertir. Cuando entraron sus primeros puntos, grito desaforado, puños apretados y desde ahí, fue otro partido.

El juego en sí siempre fue parejo, pero en esos minutos agarró confianza el Colorado, y la historia cambió. El rumbo de la serie fue otro, porque después de un primer cuarto con victoria parcial 20-14 para la visita, parecía todo encaminado para una serie con barrida. No fue así. El descanso largo se abrió con el local ganando 39-36.

Foto: Nicolás Rios

Con altos y bajos, Anzorena se mostró entero durante los 20 minutos que siguieron. Gonzalo Silva sumó en la pintura, y en el inicio del tercer cuarto Martín Irrutia estuvo enchufado para capitalizar las corridas en transición y marcar 12 puntos casi al hilo. Un triple sobre la chicharra de Aguilera dejó la historia 65-59.

El inicio del último período estuvo demorado porque hubo entredichos entre gente del local y el banco visitante, pero una vez que se calmaron las aguas volvió el básquet. Diego Maranesi hizo un partido brillante desde el uno contra uno, pero puntos generalmente altos como Jesús Martínez no estuvieron enchufados y se notó en los dos aros. A pesar de eso, Macabi se puso a un doble, luego de ir 10 abajo. Minuto de Ramos y lavado de cabeza para que el Rojo vuelva a poner los papeles en orden. A la vuelta, un triple de Griffa y otro de Aguilera volvió a poner difícil la noche de Nicastro.

Foto: Nicolás Rios

Con mucho oficio, Anzorena cerró el partido en casa con una victoria vital y de suma importancia: Ahora fuerza la serie a un tercer partido y buscará con este envión el pasaje a la semifinal. El próximo miércoles, en el Templo Celeste, será el momento en que uno de estos dos equipos se meta entre los cuatro mejores.

SÍNTESIS

ASOCIACIÓN DEPORTIVA ANZORENA (88): Joaquín Cabré 12; Nicolás Aguilera 21; Federico Bonini 15; Rodrigo Griffa 15; Gonzalo Silva (FI) Lucas Jezowoics 7;Martín Irrutia 14. DT: Martín Ramos.

CLUB ISRAELITA MACABI (84): Diego Maranesi 17; Andrés Berman 8; Jesús Martínez 22; Andrés Llaver 15; Facundo Alberici 2 (FI) Robert Yriarte 13; Sebastián Gatari 3; Facundo Quintana 0. DT: Eduardo Nicastro.

Estadio: Roberto Gutiérrez.

Parciales: 14-20, 39-36 y 65-59.

Tiros libres: Anzorena 21/23 – Macabi 15/27.

Cinco faltas: Berman.

Figura: Nicolás Aguilera (A).

Árbitros: Pablo Leyton – Marcos Lucero.