¡Propuesta de MATRIMONIO en pleno partido en el estadio Esteban Costantini!

0
902

MAXIBASQUET FEMENINO. Maximiliano Vargas, oriundo de Lavalle, apostó por el amor que siente su corazón y se instaló en Junín. Enamorado de su novia, Cintia Glenon, le propuso matrimonio en pleno partido de la categoría Crucero entre Atlético Club San Martín y Lavalle. Conocé esta historia fantástica. 

El mundo del maxibasquet mendocino, está repleto de historias. La mayoría, fantásticas. Muchas se conocen, otras quedan guardada en la retina o en el corazón de sus protagonistas y testigos directos. El miércoles 25 de setiembre por una fecha de la categoría Crucero de Maxi Femenino, se enfrentaron Atlético Club San Martín y Lavalle en el estadio Esteban Costantini.

Durante el entretiempo del encuentro, sorprendió y mucho la presencia de la mascota «Albirroja»: el «León», quien se hizo famoso durante todo el año 2017 y 2018 cuando Atlético Club San Martín arrasó en el básquet del Nivel UNO y Superliga. La Mascota se puso a jugar con las jugadoras locales. Obviamente, el DT era cómplice y llamó a Cintia para que realizara junto al León, unos lanzamientos de tiros libres. Tras dos o tres lanzamientos y conversiones, Cintia se despidió con un beso al León y de repente, la mascota se sacó la careta y mostró su verdadero rostro. Era Maxi, su novio desde el año 2017, quien entre sus manos, sacó las alianzas y le propuso matrimonio. Sin dudas, un momento único e inolvidable. Inmediatamente, todos los presentes comenzaron a aplaudir y las compañeras de la novia comenzaron a cantar: ¡Queremos fiesta, queremos fiesta!. Obvio, el SI fue de inmediato y habrá casamiento en breve. FELICITACIONES.

Una historia de Amor…. 

Cintia y Maxi se conocieron en el año 2013 en San José, Lavalle. Todo pasó en una escuela Albergue. Ella, profe de Economía. Él profe de Matématicas. De inmediato, tuvieron una conexión única. Fueron muy amigos. Sin embargo, el tiempo los llevó a distanciarse porque ella renunció a su cargo y comenzó a trabajar en la Municipalidad de Junín. Por vueltas de la vida, se volvieron a encontrar en el año 2016. Empezaron a salir y apostaron al amor. Ella madre de tres hijos: Juan Pablo, Juan Cruz y Simón. El, papá del corazón de los tres niños. «SON MIS HIJOS, SOMOS UNA FAMILIA, por esta razón, quiero casarme con Cintia», explicó entre lágrimas y voz entrecortada a Salto Inicial, el novio. Un año más tarde, en el 2017, Maxi abandonó su Lavalle natal y se instaló en Junín. Había que apostar por el amor y el profe de Matemáticas no lo dudó un segundo. Hoy, dos años más tarde y en una cancha de básquet, decidieron sellar su amor para siempre. APLAUSOS.