No importa cuándo leas esto: ¡Gracias Argentina!

0
1467

MUNDIAL DE BÁSQUET CHINA 2019. Argentina hizo historia y se volvió a meter en una final del Mundo. No es informativa, no es de opinión, esta nota solo son las ganas de un periodista-hincha de descargarse ante el Mundo. Y ahora, a disfrutar un domingo histórico contra España.

Me río, lloro. Me emociono, me contengo y es porque estoy trabajando. Soy uno de los tantos periodistas que trabajan de otra cosa, y algunos hasta no entienden por qué estoy en mi escritorio sentado sin trabajar viendo un partido por internet.

«¿Esto es clasificación para los Juegos Olímpicos?», pregunta uno. «¿Este partido es importante?», pregunta otro de mis compañeros, curiosos ante tanta emoción y algún que otro grito por el triple de Scola faltando poco más de dos minutos que nos dejó a 15 puntos de Francia.

Mucho tiempo ha pasado ya de un Ezequiel Farias de Lara adolescente que seguía por Radio Continental, con Victor Hugo Morales, las conexiones desde Indianapolis en el mundial 2002, mientras a su vez nacía la pasión por el periodismo. Esa idea de informar y de vivir sucesos importantes en el lugar de los hechos. Hay 19.105 kilómetros entre Mendoza y Pekín, pero se vivió como si estuviese ahí. Tantos de nosotros, periodistas, y me imagino a técnicos, dirigentes, jugadores o padres de nuestro básquet que vivieron este día histórico nunca se van a olvidar de lo que estaban haciendo ni dónde estaban cuando Argentina derrotó 80 a 66 a Francia y se metió en la final del Mundo.

¿El motivo de esta nota? Ni yo lo entiendo. Es una manera de descargar tanta emoción en un ambiente libre de básquet en el que no se entiende la pasión por la mejor selección Argentina de los últimos 20 años. Y no hablo de estos 12 jugadores, sino del proceso que lleva años de laureles conseguidos. No hay palabras para describir lo que El Alma generó y cosechó a lo largo del tiempo, con cambios generacionales y mejores o peores resultados. Pero manteniendo una estructura y un sentido de pertenencia pocas veces visto en el deporte argentino.

Desde Mendoza, es momento de alentar el domingo a un nivel nunca antes visto. Generando desde los clubes juntadas para ver el partido y para que, pase lo que pase, todos los que amamos este deporte nos juntemos a celebrar a una Selección que hizo todo por hacerlos felices en un momento complicado del país.