Poné el partido que Trotter pone el show

0
795
Brandon Trotter intenta hundirla cada vez que puede para levantar al público. FOTO: ARCHIVO (SALTO INICIAL)

Brandon Trotter, jugador de Macabi, es uno de los animadores que tiene la Superliga. El norteamericano dialogó con Salto Inicial y contó cómo vive esta primera etapa como profesional.

Con un carisma que lo distingue, el refuerzo de Israelita Macabi, incluso se pasea por el club de calle España los sábados cuando juegan las formativas. Un chico que se hace querer y siempre se lo ve sonriente donde quiera que esté. Y no solo eso, sino que muestra una personalidad muy particular en el parquet y con sus volcadas y jugadas espectaculares, anima a los hinchas Celestes y brinda un show espectacular.

El norteamericano de 22 años, transita su primer año como jugador profesional y nos cuenta que Macabi, su primer club, lo acogió muy bien: “Definitivamente es una familia. Es el equipo más unido en el que he estado. Ellos te brindan mucho cariño y te cuidan. El ambiente es excelente”. Además, para su comodidad, Trotter confía que el idioma no fue un problema: “A medida que ha avanzado la temporada, he empezado a entender mucho más. Tengo algunos compañeros que hablan inglés, entonces cuando el entrenador tiene que decir algo, ellos me ayudan”.

FOTO: ARCHIVO (SALTO INICIAL).

El oriundo de Louisville, Kentucky, tuvo su etapa universitaria en William Penn University, en la división 1 de la NAIA. Declara que allí fue parte de una camada muy interesante: “Hace dos años (temporada 2016-2017) estuve en el equipo que llegó al final-four. Teníamos un gran récord, perdimos solo 7 partidos en dos años”, y en la temporada que él disputó, el resultado fue de 33 victorias y 4 derrotas, dejando la segunda mejor marca de victorias en la historia de la universidad ubicada en Iowa.

Trotter con la camiseta de William Penn en su etapa universitaria. Foto: Internet.

Brandon cuenta con la particularidad de que comenzó a jugar básquet a la edad de 15 años. Anteriormente practicaba fútbol americano, pero según contó, su madre, quien era una muy buena jugadora, le transmitió la pasión y el amor por la naranja.

Su próximo paso, como la mayoría de los jugadores estadounidenses aspiran, era convertirse en profesional. Llegar a Mendoza, afirma que fue una experiencia totalmente nueva: “No conocía nada de aquí, de hecho nunca había estado en Sudamérica, no sabía cómo era la competencia. Pero definitivamente es muy buena, especialmente con los jugadores extranjeros”.

FOTO: ARCHIVO (SALTO INICIAL)
FOTO: ARCHIVO (SALTO INICIAL)

Y su nueva ciudad, lo dejó con muy buenas impresiones: “Me encanta, la gente es muy buena, no he tenido problemas. El básquet es muy diferente al de Estados Unidos, pero me siento bien, estoy muy cómodo”.

FOTO: ARCHIVO (SALTO INICIAL)

Por último, Brandon Trotter, deja la puerta abierta y confiesa que, si bien depende de las ofertas que tenga una vez concluida la temporada, le gustaría quedarse en Macabi.