Entre tantos golpes, un mimo al corazón…

0
1525
Una tarde inolvidable. Los jugadores de Obras, junto a los niños en el comedor de «TITA». Gentileza.

Cuando el deporte que amamos se ve golpeado por tantas actitudes reprochables y de baja calidad humana como las que vivimos en los últimos días, resulta necesario resaltar otras que nos llenan de orgullo y nos hacen pensar que todo el esfuerzo y tiempo dedicado a él valen la pena. ¡FELICITACIONES CLUB OBRAS! UN EJEMPLO DIGNO DE IMITAR. 

Sin dudas, la SOLIDARIDAD es uno de los valores humanos mas importantes y esenciales de todos. Su significado no tiene dimensión. Es algo mágico que nace del corazón de cada uno. Es por ello que la actitud que tuvieron los jugadores de la Primera División del Club Obras Mendoza enaltece a nuestro básquetbol y llena de orgullo a todos los que de alguna manera participamos de él: jugadores, padres, directivos, árbitros, entrenadores, periodistas y simpatizantes. Todos.

El equipo de primera división de la «Gotita» junto a su cuerpo técnico y directivos, decidieron por propia iniciativa recolectar ropa, alimentos y cariño, para pasar toda una tarde en el Comedor Comunitario «Volver a Empezar » del Barrio Arturo Vásquez de Godoy Cruz . Este comedor fue creado hace varios años por «Tita» Margarita Domínguez, quien después de varias noches sin dormir, uno de los niños de 4 años de la comunidad le pidió que cocinara para él. Sacando recursos de donde no tenía creó y mantiene viva esta tremenda iniciativa de solidaridad donde mas de 100 niños concurren al comedor.

Tita, la mujer del corazón enorme que gana todos sus partidos por goleada. Aplausos. / Gentileza.

El equipo de Obras vivió y compartió esta experiencia durante toda una tarde, donde sus jugadores fueron uno más, dedicando tiempo, cariño, algunos recursos, pero lo prinicipla, mucho corazón, para chicos que nacieron en un contexto muy vulnerable y con muy pocos recursos,  de los cuales, la mayoría del ambiente del básquet mendocino dispone.

A partir de lo vivido, los mismos jugadores decidieron resignar los ingresos que le brindan las entradas a sus partidos de primera división, y permitir el ingreso de espectadores a los mismos con la entrega de un alimento no perecedero para este comedor.

Sin dudas, una acción que permite soñar en grande. Hace unos años, Anzorena, arrancó con su proyecto Solidario, Atenas Sport Club también realizó acciones semejantes. Este año, el básquetbol de Talleres puso en marcha el perchero solidario. Ahora, el salto inicial lo tuvo el Club Obras Mendoza y es importante mencionarlo.

Una iniciativa ejemplar, que muestra que no todo está perdido en nuestro Básquet. Para aplaudir señores…