Murialdo encontró el «Camino» de la victoria

0
2485
White fue la figura indiscutida de la noche, en el heroico triunfo Canario. FOTO: Archivo (NICOLAS RUSSO)

Fecha 12. Con una gran actuación colectiva, el conjunto de Sergio Pedemonte venció 73 a 71 al poderoso Rivadavia de Juan Camino. El norteamericano White fue determinante para lograr el objetivo.

Se festejó como si se hubiera ganado una final. Y no era para menos. El Canario había cumplido la meta de ganarle nada más ni nada menos que a Rivadavia con todo lo que eso significa, uno de los animadores del torneo local y el representativo mendocino en la próxima edición de La Liga Argentina.

Tras el Salto Inicial, Rivadavia tomó la posta en el dominio de las acciones. A Murialdo le costó encontrar el ritmo y sobre todo, el método para romper la defensa visitante. Los amarillos intentaban con lanzamientos perimetrales que no cumplían el cometido. Pasado el ecuador del primer segmento, Murialdo se ordenó en su juego y lograba, de a poco, encontrarle la vuelta para sumar. El doble de White significaba iguales en 10 y a partir de ese momento, y tras el triple de Gavasci, los de Villa Nueva se apoderaban del lumínico cerrando tres arriba.

En el segundo cuarto, el local comenzó de la mejor manera. Triple de Furlanetto para ampliar la ventaja. Sin embargo, Murialdo no tomaba buenas decisiones en ofensiva, desperdiciaba algunas bolas clave y Rivadavia no perdonaba para acercarse y meterse en juego. Pedemonte pedía minuto para ordenar sus piezas y exigir marcas para detener la levantada rivadaviense.

White con un par de buenas intervenciones más el bombazo de Gavasci, le daban la ventaja nuevamente a Murialdo. Pero Rivadavia siempre tenía respuestas para ser precisos e irse al descanso largo con dos de ventaja.

El inicio del segundo tiempo le sentó mejor a la visita con una racha muy efectiva. Un triple logrado por Benito reducía el margen. Sin embargo, la fuerte presión ejercida por Rivadavia y la efectividad en cada ofensiva lo mantenían como el dueño de las acciones.

En el cuarto decisivo, todo parecía indicar que Rivadavia se encaminaba a un nuevo triunfo. La ventaja era de 11 puntos (50-61). Pero Murialdo fue todo empuje y entrega en cada bola. La gran labor de Benito y la efectividad desde el perímetro de Ponti justificaban que el local pensara en la hazaña en la recta final del encuentro.

La emoción estuvo a flor de piel en los segundos finales. Ronco sumaba un doble para la visita (70-71) y Furlanetto daba vuelta la historia con sendos libres. Restaban 6″ y la bola era de Rivadavia. Mosconi intentó penetrar y White le colocaba un tapón impresionante. Luego el norteamericano, recibía una falta que cambiaba por 1/2 desde la línea de sentencia.

El sueño del triunfo era una realidad. Murialdo, había vencido a Rivadavia porque nunca entregó el partido y creyó en sus posibilidades. El festejo con alma y vida tras la chicharra final era más que justificado.

 

SÍNTESIS

CLUB LEONARDO MURIALDO (73): Andrés Moreno 2, Ernesto Ponti 8, Pablo Furlanetto 9, Pablo Gavasci 6, Ronnie White 27 (FI); Agustín Benito 17, Leonardo Montivero 0, Bruno Ballarini 4. DT: Sergio Pedemonte.

CENTRO DEPORTIVO RIVADAVIA (71): Federico Grenni 6, Guido Francese 9, Leonardo Mosconi 9, Abel Trejo 19, Dalmiro Martín 10 (FI); Gonzalo Álvarez 7, Juan Cano 0, Stefano Arancibia 0, Luciano Gomina 0, Khalil Adaro 0, Marcos Caparros 4, Fernando Ronco 7. DT: Juan Camino.

Estadio: Leonardo Murialdo

Árbitros: Aldo Ochoa y Marcos Lucero

Parciales: 15-12, 29-31 y 45-52

Tiros libres: Leonardo Murialdo 11/17; Rivadavia 13/18

Cinco faltas: No hubo

Figura: Ronnie White