¿Qué pasó en el Padre Contreras?

0
1411
El encuentro que debían disputar Obras y UNCuyo fue suspendido debido a que el conjunto visitante no completó los ocho jugadores en planilla que exige el reglamento. Por lo tanto, el equipo de Benegas ganó los puntos. 

Estaba todo listo para iniciar el partido. El primer juez, Rodrigo Gili, con pelota en mano se dirigía a dar la orden para el salto inicial, cuando fue advertido que el conjunto dirigido por Luis Vázquez no cumplimentaba con lo que exige el reglamento (inscripción de ocho jugadores anotados en planilla).
Tanto Rodrigo Gili como el segundo juez, Jimena Torres se dirigieron a la mesa de control y constataron que el conjunto de UNCuyo contaba con siete jugadores anotados en la planilla de juego.
Ante esta situación, los jueces llamaron a ambos entrenadores comunicando lo que sucedía y se le preguntó a Obras, si a pesar de que la U no cumplía con lo reglamentado, el partido igual se jugaba a lo que el equipo local se negó.
Ante la negativa de Obras, los jueces procedieron a cerrar la planilla con 20 a 0 en favor del equipo conducido por Cristian Rodríguez.
Es inentendible que un equipo no pueda juntar 8 jugadores para poder jugar un partido de primera división.