Los protagonistas son los niños

0
3095
El humo paró el basquet en Atenas. Más de 20 minutos sin basquet. No es neblina es humo.

Suspensión en Luján por agresión a los jueces en U15 y bengalas de humo en el clásico de U13, son hechos que nos llaman a la reflexión. Los protagonistas: los padres.

Cuando los protagonistas de un partido entre niños, jóvenes o adolescentes son los padres, es que algo anda mal. Los motivos o las excusas que se pueden encontrar o buscar, son muchísimas y de todos los colores. Siempre desde la óptica de aquel que la quiera exponer.

Este fin de semana sucedió un hecho muy grave en la serie final entre la Municipalidad de Luján y la Municipalidad de Junín. Este encuentro define que equipo sube a la Zona «A», para ocupar el lugar vacante que dejó General San Martín. En el Este, la semana pasada jugaron los partidos de ida de U13, U15 y U17. La Municipalidad de Luján se trajo dos victorias y la Municipalidad de Junín obtuvo una. Por lo que la serie está 2-1 para el Granate que necesita ganar dos de los tres partidos para lograr el ascenso.

Salto Inicial presente en cancha de Atenas Sport Club, en donde también ocurrió un hecho que más adelante contaremos, se enteró de la situación en Luján, y dialogó con cada uno de los protagonistas para saber sobre la suspensión del partido.

En el Polideportivo de Luján, jugaban Luján y Junín en U15. Era el primer punto de la serie final, partido revancha. Quedaban 3’22» del segundo cuarto y ganaba el local por 28 a 23.  Salto Inicial se conumincó con Jorge Flores y Federico Bardini, los jueces que fueron quienes fueron los que tuvieron que tomar la determinación de la suspensión del partido: «En el momento de la suspensión, entraron entre cinco y diez padres de jugadores de Junín, quienes nos empezaron a insultar. Tuvimos que agarrar la planilla, las pertenencias y tratamos de salir. Lo hicimos por encima de los jugadores para evitar ser agredidos. Una vergüenza. Recibimos algunos empujones. Un dato para tener en cuenta: ya habíamos cambiado el encargado de Junín que firma la planilla, porque ante esta situación y cuando lo llamamos en vez de ayudar, lo único que hizo fue criticar». Dentro de esta historia triste, no dejan pasar la ayuda que tuvieron por parte de los dos equipos: «Hay que destacar la caballerosidad de Germán Jorge, DT de Junín que se portó excelente, quien trató de frenar a los padres, pero le fue imposible. Lo mismo para la gente de Luján y su entrenador».

Salto Inicial también estuvo en contacto con Gustavo Martínez de la Municipalidad de Luján quien se encontró sorprendido por lo que ocurrió: «No podíamos creer cuando vimos la entrada de los padres de Junín a la cancha. Además ya habían sido advertidos que se quedarán tranquilos y no hubo caso. Después de los incidentes, fuimos avisados que no se iban a jugar el resto de las otras categorías y todo quedaba en manos de la Federación».

Pero el que más dolido, triste y conmovido estaba cuando habló con Salto Inicial, era el DT de Junín Germán Jorge, quien expresó: «Todo lo que pasó es una pena. Los protagonistas de todo deberían ser los chicos y sus éxitos o fracasos, pero parece que hay gente que no lo ve así. Los que entraron fueron papás de las categorías formativas de la Municipalidad de Junín. Con respecto al juego estaba muy conforme con el desarrollo del partido. En el partido anterior, el segundo cuarto había sido, en donde peor habíamos jugado, llegando a perder por 15 puntos y ahora estábamos a solo 5 puntos. Además lo que más me duele es ver mis jugadores llorar por no poder ni siquiera terminar el partido. Solo quiero jugar el partido, desde enero que nos preparamos para pelear el ascenso y pasa esto».

Si usted es papá reflexione. Si usted entró a la cancha, piense el mal que le hizo a su hijo y al club. En realidad, más que nada preste atención a lo que dijo el DT de Junín.

En Atenas SC, en donde estuvo Salto Inicial, seis personas pararon a más de 300 y la dejaron sin basquetbol ¿Como lo hicieron? Muy simple: prendieron bengalas de humo, que no permitieron el desarrollo normal del partido. ¿Fue sobre el final del juego? ¿Fue por un festejo? ¿Fue para enfriar una remontada del rival? No, todo lo contrario. Fue antes de los dos minutos del primer cuarto y en el mejor momento de Talleres que ganaba 5-2. De ahí hasta el final el Azulgrana solo hizo dos puntos. A usted amigo que prendió la bengala de humo, sepa que no le hizo un bien al equipo, al contrario, paró el mejor momento del equipo de su hijo y dejó a 300 personas esperando durante más de 20 minutos que el humo se fuera.

Cuando se den cuanta los padres, que los protagonistas son los jugadores, tendremos un basquet mucho mejor. Sin tanta locura, y con más tranquilidad.

 

El humo tirado por 6 «hinchas» de Talleres que hizo que más de 300 no pudieron vivir un partido de basquetbol

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre