La historia de un «Gigante»

0
2579
Fotos: Internet
Jorge González, el jugador más alto que dio el básquetbol argentino.

En el quinto aniversario de su fallecimiento, SALTO INICIAL le brinda homenaje a Jorge “Gigante” González, el jugador argentino más alto de la historia de nuestro básquetbol, que terminó su carrera deportiva como luchador profesional.

Para muchos un desconocido, para otros una verdadera leyenda. Y es que con sus 2,31 metros (si, leyó bien), el formoseño Jorge González quedaría en la historia de nuestro país por ser el jugador más alto que haya entrado a un rectángulo de juego.

A los 16 años, ya medía 2,15 metros y jugaba en Hindú Club de Resistencia, pesando 170 kilos. Como consecuencia de su semejante tamaño, el mismísimo León Najnudel (en ese momento entrenador del seleccionado nacional), lo recomendó para que vaya a jugar a Gimnasia de La Plata. González terminaría siendo clave en el ascenso del Lobo a primera división y, tras su gran actuación, recalaría en Sport Club Cañadense, jugando además algunos torneos con la Albiceleste y pisando tierras mendocinas en el Argentino del año 1985 con la selección de Chaco.

Además de su altura, Jorge dejó su huella tras ser el primer argentino en ser elegido en el Draft de la NBA por los Atlanta Hawks en la 54° posición de la tercera ronda en 1988. Pero el destino no quiso que llegara a debutar en la máximo nivel mundial, debido a las altas exigencias de este deporte.

En 1989, y ya sin ser tenido en cuenta por el equipo de baloncesto, Ted Turner (multimillonario norteamericano, fundador de la cadena de noticias CNN y propietario de los Atlanta Hawks), maravillado por el físico de González, le ofreció al argentino ser luchador profesional de la WCW (World Championship Wrestling). Tras un año de entrenamiento, debutó con el apodo de The Giant González el 19 de mayo de 1990.

Giant Gonzáles.2

Con serios problemas en el nervio ciático, en 1995 decide dejar la actividad deportiva y volver a la Argentina, para continuar su vida en El Colorado, su ciudad natal. Una vida sin los lujos que pudo darse en su estadía por Estados Unidos y por los 30 países que recorrió como luchador, en hoteles cinco estrellas y con autos de alta gama.

Ya en 2010 y con una complicada situación económica, falleció el 24 de septiembre y con 44 años de edad en el Sanatorio Central de General San Martín, provincia de Chaco, debido a innumerables problemas físicos, sumados a la Diabetes que lo afectaba. Triste final para un simpático e inolvidable personaje argentino, que quedará siempre en el corazón de todos los amantes del baloncesto y de la lucha profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre